Ads by REvenue Hits

Educación sexual y reproductiva

Ads by Bidvertiser

Search This Blog

Ideas para recuperarse de un bajón en el interés erótico y deseo sexual

Nota de prensa que salio publicada en el periodico Página Siete en la revista Miradas el día domingo 9 de Abril de 2017


Muchos factores están en juego; algunos tienen un origen más fisiológico, como los trastornos hormonales, el consumo de medicamentos y los efectos de algunas enfermedades crónicas.

Carlos de la Cruz Madrid

Si una persona aspira a tener un nivel de deseo sexual estable y frecuente, con independencia de los cambios de pareja, del paso de los años, de las alteraciones producidas por la convivencia, o del estado de ánimo o de salud, es que alberga unas expectativas poco realistas.

Por falta de deseo se puede entender la ausencia o disminución de interés por iniciar un encuentro erótico, incluso en presencia de estímulos externos que hasta ese momento se mostraban eficaces.

La llamada Viagra femenina Addyi es una opción para alentar el deseo en ellas
Suele estar relacionado, aunque no siempre, con la reducción o falta de fantasías sexuales: ahora ya no excita lo que antes nos ponía a 100. Ante esta situación, lo primero ha de ser la asunción de que no es algo obligatorio ni forzoso.

Hablamos de algo que está afectado por muchos factores. Algunos tienen un origen más fisiológico, como los trastornos hormonales, el consumo de medicamentos y los efectos de algunas enfermedades crónicas, diabetes o insuficiencia renal. Otras causas, en cambio, son de carácter más complejo y personal: la inapetencia puede hundir sus raíces en problemas de pareja, dificultades eróticas previas, la desmotivación, un bajón en el estado de ánimo o un periodo de dificultades laborales o familiares. La falta de deseo es una situación en la que intervienen múltiples elementos y, lo que es más importante, juega un papel clave en la forma en que los vive cada persona.

Dando por bueno que se puede ser muy feliz con niveles bajos o nulos, también resulta legítimo querer más y tratar de activar ese impulso en un intento de recuperar cotas anteriores o, sencillamente, incrementar el actual.

Un error común consiste en forzarlo, pero otro es quedarse de brazos cruzados. Esa apetencia hay que cultivarla, ir por ella. Se puede trabajar las fantasías sexuales, potenciar la intimidad de la pareja y recuperar espacios y tiempos perdidos, cambiar las costumbres que parece que ya no funcionan e introducir algún cambio –en otras parejas puede pasar por dejarse de variaciones y volver a la rutina–. También hay que recordar que la piel está por todo el cuerpo, que disponemos de cinco sentidos y que las relaciones sexuales se pueden iniciar antes de estar desnudos y en la cama.

La falta de ganas no debe ser excusa para no quererse, abandonar el cuidado personal o para no sentirse deseable. Que haya inapetencia en ningún caso convierte a quien la tiene en menos hombre o mujer. Y del mismo modo que las relaciones eróticas empiezan estando vestidos, el deseo también se cultiva mimando el aspecto externo, regalándose un baño relajante, un paseo agradable, una lectura o música, o con cualquier otra actividad que haga sentirse bien.

Luego está el recurso a los medicamentos para tratar la disfunción eréctil. Viagra , Cialis y Levitra funcionan de modo parecido. Esto permite que los músculos lisos de los cuerpos cavernosos del pene se relajen y faciliten la entrada de sangre en el órgano, lo que da lugar a la erección. Para que este proceso se desencadene son necesarios dos requisitos: el deseo previo y la estimulación adecuada. Por tanto, los fármacos representan un recurso que posibilita la respuesta sexual, pero no resuelve la falta de impulso erótico.

Los beneficios del semen

Nota de presna que salio publicada en el periodico Página Siete en la revista Miradas el día 25 de Junio de 2017 en las ección Ad Libitum en la página 17

Guery Zabala Gumucio

Muchas mujeres practican el sexo oral porque les gusta darle ese momento especial a su pareja y una de las preguntas frecuentes es si se puede tomar el semen, o si tiene efectos negativos.

No tiene efectos negativos, sin embargo, en nuestro imaginario circulan muchos conocimientos, a veces errados, así que me puse investigar al respecto.

El semen en sí, es casi todo agua. También contiene aminoácidos y proteínas, azúcares como fructosa y glucosa, minerales como zinc y calcio, Vitamina C y unos cuantos nutrientes más. Los espermatozoides deben sobrevivir en este fluido hasta que llegan al óvulo y, por tanto, allí tienen el sustento para más de un día, en caso de que el viaje se alargue más de la cuenta.

Cuando el semen pasa más de 10 minutos fuera del cuerpo humano, corre el riesgo de que pierda sus propiedades y su consumo sea peligroso para el organismo. Al ingerirlo, se corre el riesgo de contraer alguna Infección de Transmisión Sexual; por ello sólo se deben ingerir fluidos de una pareja estable.

La consistencia del semen es viscosa, algo similar a la clara de un huevo crudo. El sabor es un poco salado, aunque algunas personas aseguran que puede ser más dulce o amargo dependiendo del tipo de alimentación básica. Algunos alimentos que pueden favorecer a mejorar el sabor del semen son:

Jugo de piña: Es una de las frutas que tiene un efecto favorable a la hora de experimentar con los fluidos de la pareja. Este jugo contiene una alta cantidad de ácido como de dulce, permitiendo que tenga una sensación de frescura en la boca.

Arándanos: Es un alimento rico en proteínas y contiene una fuente de antioxidantes que resulta beneficiosos para el cuerpo. En el cuerpo del hombre tienen un fuerte impacto, ya que mejora el aspecto del semen y hace que su sabor casi desaparezca, por lo que si te gusta consumirlo durante el sexo oral no habrá experiencias desagradables.

Agua: Es importante que el hombre consuma mucha agua, además de mantener su cuerpo en buen estado, lo que le permitirá eliminar toxinas.

Clavo de olor, o canela: Este alimento permite aumentar el deseo sexual, ayuda a mantener por mucho más tiempo la erección, permite que el flujo sanguíneo sea más óptimo y que el semen no sea tan espeso.

Antidepresivo y suavizante de la piel

El semen contiene un antioxidante llamado espermina que contribuye a disminuir las arrugas, suaviza la piel e incluso alivia el acné. Esta propiedad es tan eficaz que una empresa noruega ha sintetizado este componente y lo comercializa como ingrediente principal de una de sus cremas faciales.

De acuerdo con Health Services Columbia University, el semen contiene fructuosa, ácido ascórbico, ácido cítrico, enzimas, zinc, entre otras sustancias que podrían compararse incluso con los ingredientes de una bebida energética.

Algunos de los componentes del esperma, como el cortisol, la estrona, la melatonina o la serotonina, provocan una reacción hormonal que modifica el estado de ánimo, así que puede funcionar como antidepresivo natural.

Además, contiene más de 50 sustancias químicas, hormonas, neurotransmisores, endorfinas e inmunosupresores, y otros compuestos que pueden modificar el estado de ánimo, incluyendo, cortisol (incrementa el afecto), estrona (enaltece el estado de ánimo), prolactina (actúa como un antidepresivo natural), oxitocina (engrandece el estado de ánimo y crea un sentimiento de apego), melatonina (hormona que sistematiza el sueño), y hasta serotonina (el neurotransmisor antidepresivo más conocido).

El libro Natural Harvestque publicó en 2008 una lista de recetas de cocina donde el semen es el protagonista. El autor destacó el uso del semen en la elaboración de bebidas, principal estrella gracias a un sabor diverso y contemporáneo.

Pero no sólo se queda en bebidas, sino que podemos encontrar recetas que van desde pasteles, hasta guisos con carne. Tema muy controvertido, sin ninguna duda.

Este fluido también puede contener varios virus que pueden ser transmitidos . Algunos ejemplos comunes de tales infecciones venéreas son el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), la hepatitis B y C, herpes y la clamidia. El riesgo de transmisión de una infección de transmisión sexual a través del sexo oral es mayor si hay una herida abierta en la boca o si una persona tiene gingivitis y encías inflamadas.

En algunas mujeres puede presentarse una alergia, conocida como "hipersensibilidad de plasma seminal”. Puede causar enrojecimiento, picazón y ardor en el área vaginal, lo que merece la atención de un especialista.

El tema, como en casi todos los aspectos de la vida íntima, debe ser consensuado La sexualidad es amplia, placentera y descubrirla en pareja es la experiencia más satisfactoria, así que a disfrutarlo.

Para saber mas puede acceder

https://es.wikipedia.org/wiki/Semen

Incesto ... un tabú universal

Nota de prensa publicada en el periodico Página Siete en la revista Miradas el día domingo 11 de Junio de 2017 en la sección Ad Libitum

Guery Zabala Gumucio

El incesto es el contacto físico, sexual deseado y consciente (al menos por uno de los participantes), entre personas relacionadas consanguíneamente de forma directa, o por algún parentesco, lo que se considera culturalmente una barrera para las relaciones sexuales.

El incesto es un tabú casi universal en las sociedades humanas, especialmente el de madre – hijo.

Una excepción notable fue la de los matrimonios de faraones egipcios con sus hermanas u otras mujeres que pertenecían a su familia inmediata.

El incesto parece ser más común entre hermano y hermana, entre padre e hija y de madre a hijo. Entre hermanos puede pasar más inadvertido para el resto de los miembros de la familia, ya que no desbarata de manera "significativa” el orden familiar.

Es una regla que se presenta en todas las culturas, pues siempre se prohíben ciertos tipos de uniones, dependiendo de la relevancia que la cultura le atribuya al sistema de parentesco. Esta conducta se castiga de distintas formas, unas más severas que otras.

Las víctimas del incesto usualmente se alejan de cualquier actividad sexual porque las hace sentirse ansiosas o angustiadas; por el contrario, pueden volverse extremadamente activas sexualmente porque es la única manera en que pueden sentirse en control y que están recibiendo afecto.

Hombres que han sido víctimas de incesto tal vez rechacen su masculinidad si el abusador ha sido alguien de su mismo género, o se comporten de una manera extrema, porque es su manera de demostrar su masculinidad.

No se puede dejar de considerar al incesto como un abuso sexual infantil (en el caso que se diera con menores de edad) el cual no obedece a una patología individual determinada, ni siquiera a un tipo de familia disfuncional, sino que es un complejo problema en el que intervienen muchos factores.

Es importante destacar que en todos los hombres, y en todas las familias, existen elementos potencialmente abusivos, inherentes a la estructura familiar misma.

En caso de que el pequeño haya sido acosado por una persona ajena a su familia, puede acudir a sus padres o familiares. El asalto sexual consumado por un extraño ocurre generalmente sólo una vez, y en el incesto la víctima suele sufrir abusos continuamente.

Esta conducta es considerada abusiva cuando las personas involucradas son discrepantes en la edad, el poder y la experiencia. El argumento de que una persona más joven puede haber deseado, buscado, o dado su consentimiento es irrelevante. Esos mismos comportamientos pueden haber sido arreglados, forzados, o generados en respuesta a la presión percibida y / o la amenaza de la persona más poderosa.

A menudo se argumenta que el incesto entre compañeros de su edad (siendo ninguno de los dos más de cuatro años mayor que el otro) es mutuamente deseado y, con frecuencia, consiste en la experimentación.

De hecho, la coacción implícita o real y la intimidación desempeñan un papel en muchas de esas situaciones. Muchos casos de incesto entre hermanos, justificado como "experimentación juvenil”, son de explotación.

El trauma generado conduce a la pérdida significativa de confianza en los demás, la ira creciente, el dolor y la confusión acerca de las relaciones familiares. También causa cambios en las creencias acerca de la seguridad de las relaciones íntimas y puntos de vista negativos de sí mismas en relación con los demás.

En el tratamiento, los terapeutas deben intervenir en tres etapas :

–Seguridad: el paciente está protegido y fortalecido.

–Memoria y duelo: los recuerdos de experiencias problemáticas y las pérdidas son procesados.

–Reintegración: el paciente ha integrado los efectos del pasado y se le ayuda a estar bien posicionado para entrar en su futuro sin la carga por el trauma que ha sufrido.

El tratamiento debe ser medido en una manera que no siempre sature al paciente, y el trabajo del trauma debe entenderse que es sólo una parte de un esfuerzo terapéutico global. A veces, otras preocupaciones predominan o el paciente no puede tolerar tratar con el incesto.

La relación del terapeuta con el paciente puede ser más importante que las teorías y las técnicas utilizadas en el tratamiento.

para saber mas sobre este tema puede acceder

https://es.wikipedia.org/wiki/Incesto

¡ Mi hijo me vio desnudo !

Nota de presna que salio pubicada en el periodico Página Siete el día 4 de Junio de 2017 en la revista Miradas en la sección Ad Libitum

Guery Zabala Gumucio

Para muchas familias, bañarse con su bebé representa un momento de afectividad y cercanía muy importante, ya que el contacto con el agua puede propiciar un espacio sumamente íntimo y generar esa sensación de apego y pertenencia que resulta fundamental en los primeros años.

Más tarde, una vez que crecen, bañarnos con ellos puede ser una gran oportunidad para resolver sus dudas sobre nuestro cuerpo de una manera muy natural, y de que ellos vayan entendiendo las diferencias físicas entre hombres y mujeres.

Sin embargo, es común que lleguen momentos de conflicto: ¿Debemos bañarnos con nuestros hijos, o hijas? ¿Pueden ducharse juntos dos hermanos? ¿Es adecuado ir en ropa interior por la casa? ¿Comporta algún tipo de problema que nos vean desnudos? ¿Hasta qué edad?

No olvidemos que venimos desnudos al mundo y concebimos, también desnudos, a nuestros hijos. ¿Por qué entonces la desnudez se piensa como algo antinatural?

Cada familia asume la desnudez de una forma diferente. Mientras para algunos padres es natural circular en ropa interior por la casa, para otros resulta inconcebible que los hijos los vean así.

Hay familias que están acostumbradas a verse sin ropa; nadie se ríe y nadie se incomoda, pero también hay otras que tienen dificultades para desnudarse en presencia de sus hijos; la razón: la culpabilidad que ha sido inculcada por una educación estricta que considera el cuerpo y los órganos sexuales como algo vergonzoso.

Pero otros lo asumen como un aprendizaje para liberarse de la vergüenza, encontrar más autenticidad en la relación con los demás, desarrollar el respeto y una buena relación con quienes nos rodean.

¿Hasta cuándo deben vernos desnudos nuestros hijos? En realidad, no hay una edad determinada, todo depende de cómo asumimos nuestra propia desnudez. Debemos enseñar a los hijos a ver el cuerpo humano como algo normal y natural y abrir canales de comunicación.

Mostrarnos desnudos, o no, el asunto es que la familia se sienta cómoda. Si los padres ven con normalidad que sus hijos los vean desnudos, éstos también lo entenderán así y no sentirán ningún tipo de vergüenza por ello. Pero si la mirada de nuestro hijo comienza a hacernos sentir pudor, es mejor evitar esas situaciones.

La reacción de los menores formará su concepción ante la desnudez, el pudor y de la intimidad. No debemos reaccionar con extrema vergüenza o armar un escándalo si por casualidad nos encuentran desnudos en el baño o en el pasillo. Hay que actuar con naturalidad.

Una de las ventajas de ver desnudos a los padres, cambiándose de ropa o duchándose, es que los hijos comienzan a ver el cuerpo humano de manera espontánea. Así no tienen que aprender a escondidas cómo se ven sin ropa una mujer o un hombre.

Al comportarse con naturalidad, se transmite que la desnudez es algo que no tiene por qué incomodar. No se trata de que las familias dejen las puertas abiertas o cerradas, lo importante es que vean a sus padres y madres cómodos.

Durante la infancia los niños ven la desnudez como algo natural, por lo que la actitud que ellos tendrán ante un cuerpo desnudo será ésa y la mantendrán por el resto de la vida. Esto es crucial, ya que una persona sexualmente sana debe tener un sentimiento de naturalidad ante un cuerpo desnudo. Lamentablemente, esto no es común, porque la mayoría de las personas tiene un pudor excesivo ante el desnudo y eso, obviamente, inhibe su sexualidad.

Explícales tu visión de la desnudez desde un punto de vista positivo, enseñándoles a no avergonzarse de sí mismos. Comparte cómo es percibida la desnudez en diferentes contextos sociales y culturales para que aprecien las diferentes perspectivas.

Recuerda que tus hijos aprenden de ti; si tú amas tu cuerpo y lo cuidas, ellos harán lo mismo. Lo importante es el respeto propio y mutuo.

Es más saludable crecer en un ambiente en el cual la desnudez sea vista como un aspecto natural, que permita interpretar que el cuerpo es algo hermoso, que debemos conocer y cuidar, lo que nos ayudará a poder reforzar positivamente su autoestima.

Es importante que aprendan a conocer su cuerpo, ya que no podrán proteger ni disfrutar de algo que no conocen y mucho menos llegar a respetarlo y compartirlo adecuadamente.

Los caminos de la anorgasmia

Nota de prensa publicada en el periodico Página Siete el día 28 de Mayo de 2017 en la revista Miradas en la sección Ad Libitum en la página 17

Guery Zabala Gumucio

La anorgasmia (falta de orgasmos) va de la mano con la forma en que la mujer vive un clímax y la importancia que le da a la sexualidad, que afecta de manera profunda y directa al factor biológico, a su autoestima y a la forma de relacionarse con su pareja.

Los problemas que conducen a la anorgasmia pueden ser traumas sexuales (sobre todo en mujeres que han sido maltratadas en su infancia o juventud)

Sentimientos de culpa: muchas mujeres sienten vergüenza y culpa en cuanto al sexo se refiere.

Pero una de las principales causas es una educación rígida y enfocada en el matiz "pecaminoso” de la sexualidad.

Miedo: Algunas mujeres le tienen miedo al sexo y eso bloquea su líbido.

Problemas de pareja: Muchas mujeres ven reflejados sus problemas conyugales en la cama y dejan de sentir placer cuando sus parejas las maltratan, las ignoran, o cuando ellas han dejado de sentir amor o admiración por su amante.

También pueden presentarse situaciones de ansiedad, depresión o cuadros clínicos orgánicos, los cuales merecen la atención de un especialista.

Confusión en la identidad sexual: Conocerse a sí misma es primordial para disfrutar del sexo.

La excitación y la lubricación femenina aparecen si a la mujer le gusta lo que hace. La sexualidad forma parte de la identidad de cada persona, y cuanto más definida esté, más se disfruta el sexo.

Es positivo analizar las situaciones que desencadenan en una anorgasmia, tomando en cuenta si es que antes tenías orgasmos y ahora no, a pesar de que tu pareja se esfuerza y no logras llegar al clímax, a pesar de probar diversos juegos que no implican necesariamente la penetración.

En esta situación, podría ser que estés desarrollando lo que se conoce como anorgasmia secundaria, es decir, que antes lograbas orgasmos y ahora no, lo que incrementa la ansiedad, o incluso una disminución de tu autoestima, fomentando pensamiento negativos y depresivos.

Es evidente que, en muchos casos el coito, aún realizado de forma tranquila y sin apresuramientos, puede no proporcionar una estimulación suficiente como para que la mujer alcance el orgasmo, por lo que se debe hacer una revisión de cómo va la relación, si hay problemas no resueltos, o si la rutina ha invadido el dormitorio, factores que anulan la estimulación. Puede ser que se hayan dejado de lado el erotismo, los sentimientos, las sensaciones y el afecto.

En algunas ocasiones, las mujeres fingen el orgasmo para no incomodar al compañero, o porque llegar a él no les resulta tan importante. Sin embargo, esto es perjudicial, sobre todo cuando intervienen factores que no son tratados en forma abierta. A veces, por no hacer sentir al hombre menos viril, o porque en ocasiones el amante no sabe cuáles son los puntos que más la excitan y ella no lo guía hacia ellos.

Mantener relaciones por "cumplir con los deberes conyugales”, solo para evitar la infidelidad, trae efectos negativos, porque este tipo de relaciones sexuales sin amor y sin deseo son los que más desgastan las relaciones.

Al momento de entregarte al amor, debes dejar de lado el enojo, la preocupación y la tristeza, para facilitar la excitación, y compartir con tu pareja uno de los momentos más satisfactorios y que permiten fortalecer la relación.

Sugiero las siguientes acciones, aunque cada persona requerirá las propias:

Las preliminares: Es muy importante que haya una buena previa, caricias y besos con tu pareja. Solo de esta forma se podrá alcanzar el nivel de excitación necesaria para llegar a un orgasmo. Mastúrbate: La mejor forma de combatir la anorgasmia es conocerse y saber qué es lo que nos gusta y cómo nos gusta.

Tú eres el centro: Muchas veces las mujeres están preocupadas de dar la mayor cantidad de placer al otro y ese es un grave error, especialmente si eres anorgásmica. Primero eres tú, no se trata de ser egoísta, pero en los temas del placer es fundamental enfocarse. Concéntrate en ti misma, siente y respira profundo y lento.

Visitar un especialista: Si nada de esto te da resultado, te recomiendo visitar un especialista porque quizás tu anorgasmia se deba a un problema biológico.

En el caso de las mujeres en las que el orgasmo es imposible por laxitud vaginal o les cuesta retomarlo, se recomienda una cirugía de rejuvenecimiento vaginal o un tensado vaginal con láser, aunque éstos son extremos. Recurre a un especialista para considerar las mejores opciones.

El vaginismo

Nota de prensa publicada en el periodico Página Siete publicado el día 21 de Mayo de 2017 en la revista miradas en la seccion Ad Libitum en la página 17

Guery Zabala Gumucio

 ¿ No puedes conseguir la penetración? ¿Sientes dolor durante el coito? ¿Pones excusas o evitas mantener relaciones sexuales? ¿Sientes que tu vagina se cierra? ¿Tienes miedo al sexo con penetración?

El vaginismo es la contracción de tipo espasmódico e involuntario de los músculos que rodean la entrada de la vagina, lo que hace imposible la penetración. Puede presentarse aun cuando la mujer responda de manera adecuada a la excitación sexual y disfrute de un juego sexual previo.

En la dispareunia, sí se consigue una penetración pero con muchas molestias.

Hay dos tipos de vaginismo:

Primario: en este caso, no se ha conseguido nunca la penetración vaginal y no hay contracciones de los músculos pélvicos. Aunque puede darse en mujeres de todas las edades, es más común en adolescentes y en jóvenes de 20 a 30 años.

Secundario: sucede cuando aparece la incapacidad ante la penetración en mujeres que anteriormente lograban dicha penetración con normalidad y sin experimentar dolor.

Las mujeres que sufren este trastorno deben ser diagnosticadas y tratadas por un especialista, pero muchas tardan años en acudir a una consulta, ya sea por vergüenza o miedo, porque creen que son las únicas afectadas, porque no saben dónde deben ir, o simplemente porque no les genera "ningún malestar” hasta el momento que buscan un embarazo, imposible de lograr sin la penetración.

Las causas de este trastorno pueden ser psicológicas, como el miedo a sentir dolor, a quedarse embarazada, a contraer una infección de transmisión sexual, al fracaso, o incluso temor a ser rechazada.

Ansiedad y estrés, que se presentan a partir de experiencias negativas pasadas, presión social ante conductas sexuales (por ejemplo, por parte de amigos que ya han experimentado), conflicto de valores (generado por el enfrentamiento entre lo que una persona quiere hacer y lo que cree que debe hacer), negatividad hacia el sexo, o problemas de autoestima.

Traumas en la infancia, como experiencias traumáticas propias, o aquellas de las que se haya sido testigo en el entorno más cercano, no solo de naturaleza sexual, como sufrir abusos o violación, sino también traumas de otra índole, como por ejemplo, el abandono paterno a una hija.

Falta de conocimiento sobre el funcionamiento sexual. Éste es otro de los factores que intervienen en esta dolencia, el desconocimiento sobre la anatomía de los genitales, así como del funcionamiento de nuestro cuerpo a nivel sexual.

Normalmente, las causas físicas provocan vaginismo de tipo secundario. Esto ocurre cuando la mujer no sufría dicha disfunción antes de alguna de estas situaciones:

El parto. Después de dar a luz, los órganos reproductores cambian, por lo que algunas mujeres, en el momento de la penetración, experimentan espasmos y contracciones involuntarias como las descritas anteriormente.

Cirugía pélvica. Como ocurre con el parto, tras una intervención quirúrgica también se producen cambios en el cuerpo que pueden generar la aparición del vaginismo.

Malformaciones en los genitales. Existen casos de mujeres que presentan malformaciones en los genitales que pueden resultar en espasmos de la vagina, aunque son los menos frecuentes.

Otros problemas de carácter biológico se encuentran, himen rígido, endometriosis, inflamaciones de la pelvis, tumores pélvicos o estenosis de la vagina, entre otros, pueden provocar la aparición de este trastorno. Los cambios hormonales durante la menopausia también deben ser considerados.

El tratamiento debe ser individual, teniendo en cuenta la historia personal de la paciente, y el profesional se debería detener en las causas que hayan podido originar el problema. Se debe eliminar las creencias y mitos, e informar y educar sobre el cuerpo y la sexualidad humana. Y también hay que intervenir en el aspecto emocional (sentimientos de culpa, frustraciones, malestar emocional), reducir y/o eliminar los temores y la ansiedad asociados a esta disfunción.

El lesbianismo

El lebianismo se cuando una mujer siente atracción por otra mujer, puede ser atracción sexual o atracción física. Esta es considerada la homosexualidad femenina

 Para saber mas puede acceder

https://es.wikipedia.org/wiki/Lesbianismo

Historia del lesbianismo

https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_lesbianismo


Fantasear, el sexo creativo

Nota de rensa publicada en el periodico Página Siete e dia domingo 30 de Abril de 2017 en la Revista Miradas en la sección Ad Libitum en la pagina 17

Guery Zabala Gumucio

 Las fantasías sexuales, una facultad humana que permite reproducir -por medio de imágenes mentales, experiencias pasadas o representar sucesos que no pertenecen al ámbito de la realidad- no necesariamente son para concretarse, porque si fantaseas que puedes volar y te lanzas de un edificio seguro que el resultado será catastrófico.

En general, las fantasías pueden ser originadas por un estímulo externo, como una mirada, una persona que resulta atractiva, un roce, o por recuerdos de escenas vividas que fueron excitantes.

Las fantasías sexuales son pensamientos, imágenes sexuales que llevan a sentir sensaciones corporales placenteras por medio de las que podemos excitarnos y divertirnos en el plano de la imaginación, ya que para nuestra imaginación no existe límites y todo está permitido.

Por ello, estas fantasías son de autoconocimiento, de placer, de juego y creatividad, incluso podemos fortalecer nuestros valores en el tema de nuestras relaciones sexuales o escapar de ellas sin lastimarnos o lastimar a otras personas.

Durante mucho tiempo fueron consideradas como un tabú, algo que avergonzaba; pero hoy todo el mundo las ve como algo natural y propio de la sexualidad de cada persona. La razón para aceptarlas es porque alimentan el deseo, intensifican el placer, enriquecen nuestra vida sexual y son el motor de una sexualidad más abierta.

Algunas mujeres pueden fantasear; sentirse deseadas y poder desinhibirse una noche sobre la barra de un club de striptease, con muchas personas deseando su cuerpo mientras se contonea con tremenda sensualidad de la que ella misma no es consciente. Una fantasía clásica es sentirte el centro de atracción y otra bastante común es el deseo de participar en un trío.

Una de las fantasías sexuales más peliculeras es la de cumplir un papel o rol específico. Los papeles a interpretar son muchos: profesor-alumna, o viceversa, desconocidos en un avión, policía-rescatada, dominador-dominada... Y otro que no puede faltar hacerlo en la playa. Nada como hacerlo en un sitio paradisiaco, con clima espléndido, disfrutando sus cuerpos al desnudo.

Un aspecto importante de la fantasía es que no siempre está conectada con la realidad, es decir, que no siempre refleja nuestros deseos. Por eso lo que imaginamos no siempre está relacionado con lo que nos gustaría hacer o que nos hagan. Son privadas y personales, pertenecen a nuestra mente, y por eso mismo son poderosas.

Las utilizamos para provocar nuestro deseo y excitarnos, ya sea para masturbarnos, llevar a cabo una relación sexual o simplemente para sentir excitación. Algunas incluso pueden ser "deseos prohibidos”, cosas que incluso nadie podría entender si salieran de nuestra mente.

El cerebro es el órgano sexual por excelencia y un plan de erotización requiere empezar siempre por la cabeza. Así como los atletas de élite practican la técnica de la visualización y se ven a ellos mismos llegando primeros a la meta, es normal que las personas imaginemos, con todo lujo de detalles, determinadas prácticas que quizás en la vida real no las realizaríamos.

Por eso es recomendable es que se queden ahí, en el plano de la imaginación.

Las fantasías sexuales son parte importante del ser humano, nos permiten trascender la limitada realidad y mejoran la autoestima; las fantasías eróticas también contribuyen a aliviar el estrés y la tensión, proporcionan una manera fácil y accesible que las personas podamos usar para relajarnos o escapar momentáneamente del estrés diario, logrando un efecto calmante, similar al de la meditación, sin implicar ningún tipo de estimulación física

A menudo recurrimos a las mismas fantasías para excitarnos, pero a veces necesitamos cosas nuevas, necesitamos creatividad y la literatura erótica puede encenderla.

Las películas eróticas, acceder a contenidos eróticos a través de internet, o incluso a chats pueden ser experiencias excitantes. Sin dejar de lado los sex shops donde podemos encontrar muchos juguetes, materiales eróticos, juegos para realizar en pareja o solo que te brindan un sin fin de posibilidades.

Visita nuestra tienda virtual

Ads by Bdvertiser

Ads by Daily Motion