Orientaciones sexuales Demisexual

Demisexual. Estas personas no suelen sentir atracción sexual, a menos que ya haya formado un fuerte vínculo emocional o intelectual con dicha persona. Este vínculo puede o no ser romántico.

Sexo por compromiso

Nota de prensa publicada en el periodico Página Siete el día domingo 20 de Agosto de 2017 en la revista Miradas en la sección Ad Libitum en la página 17

Guery Zabala Gumucio

Iinterés, deseo, pasión, intimidad, y sobre todo muchas ganas, deberían ser el motor que nos anime a un momento de intimidad, aunque hay personas que no la pasan nada bien entre sábanas. El deseo es el ingrediente que no puede faltar, por lo que lo más recomendable es evitar esos contactos sexuales forzados o por compromiso que son un tobogán expedito a la infelicidad mutua.

Se cree que son las mujeres las que, después de cierto tiempo, pierden el interés por el sexo y que sólo lo hacen porque saben que él lo necesita. Así, los encuentros íntimos se dan "para que él esté feliz” y creyendo que el marido no notará la diferencia si se finge bien. Este fenómeno suele darse por la falsa creencia de que los hombres siempre están interesados en sexo, sin importar la calidad o la profundidad.

El problema es que de manera progresiva e insensible, las parejas van cayendo en ese adormecimiento del sexo rápido y con el pijama puesto.

Como dice Sabina, "hay mujeres que van al amor como van al trabajo”. Se sienten obligadas y no saben decir que no. Son mujeres que pasan períodos breves -la mayoría de las veces, algunos días- sin el deseo de otros momentos, entregándose al otro sin comunicar su falta de ganas.

La sexualidad es una función vital que exige mantenerse en su punto en todas las etapas de la existencia, y cualquier condición que se oponga a estos preceptos debe ser superada sin fórmula de juicio. Y eso incluye, insisto, la cópula por cumplir. Creemos que la práctica del sexo por mantenimiento, el "mejor esto que nada”.

Muchos estudios han comprobado que tanto hombres como mujeres tenemos las mismas necesidades de placer y satisfacción sexual, tenemos las mismas ganas y, por supuesto, los mismos derechos, tener sexo por tenerlo hace que el distanciamiento afectivo se incremente.

El estrés y las exigencias de la vida cotidiana tienen una influencia nociva en el erotismo. Pero no olvidemos que los influjos externos actúan en forma muy diferente en cada uno de nosotros, dependiendo de la vulnerabilidad individual y de las herramientas con las que se cuentan. Si la pareja ha hecho de la comunicación una constante, no será difícil expresar la falta de deseo y los motivos que están influyendo. El acuerdo entre las partes borrará todo temor o indicio de culpa.

Podemos encontrar mujeres que están "programadas para cumplir”, ya que sienten culpa cuando no lo hacen. En el área sexual dicen "sí” a la iniciativa de su pareja por mera responsabilidad.

Temen que el otro deje de quererlas pero, por sobre todas las cosas, temen a sus propios reproches por haber incurrido en una falta.

Otras serán sumisas, demasiado complacientes y no se plantean decir "no”; ceden sin problemas al pedido de la pareja.

En otros casos, hay mujeres que tiene deseo, se excitan, pero se sienten obligadas a cumplir con algunas exigencias del compañero sexual: sexo sin preservativo, sexo anal, poses que no las estimulan, "sexo fuerte”, exteriorización de "fantasías”.

Estas mujeres no saben comunicar qué tipo de contactos le desagradan, o simplemente, plantear condiciones para el cuidado mutuo.

Se pueden identificar algunas pautas que pueden indicar que tenemos sexo por compromiso:

1. Tomas la iniciativa. Sólo eres tú (él) o ella la que quiere tener intimidad.

2. La actitud ya no es la misma.

3. Los juegos previos ya no existen.

4. El post sexo ya no existe. No te abraza ni te da un beso.

5. Sólo cumplió. Se preocupa por el placer personal.

Debes poner atención a cada una de estas situaciones y compararla con tu relación, porque las cosas pueden estar cambiando para mal. Es hora de encender las alarmas y cambiar de libreto porque el sexo por cumplir ya se ha instalado en tu cama.

Es hora de hablar con sinceridad y buscar soluciones. Si no lo hacen, lo más seguro es que el problema se arregle bajo el calor de otras sábanas.

No nos quedemos en el "deber cumplido” para satisfacer al otro, démonos permiso para nuestro propio disfrute y trabajemos por crear momentos de intimidad en pareja para tener una salud sexual satisfactoria y placentera.

Mantener el contacto erótico significa "encontrarse” en la intimidad, y ésta no debe estar sujeta a ninguna obligación ni igualdad en ganas o capacidad de entrega. Cada uno se brindará al otro con lo que tenga para ofrecer. Y si no hay deseo, la comunicación abierta, sin condicionantes, debería ser la mejor aliada.

Orientaciones sexuales Graysexual o Gris-asexual

Graysexual o Gris-asexual. Personas que se encuentran entre la sexualidad y la asexualidad. Se trata de una conexión más fluida entre la sexualidad y la asexualidad, de ahí que los que se identifiquen con esta tendencia pueden sentirse heterosexuales, gays o cualquier otra identidad sexual.

Para saber mas puede accesar

https://es.wikipedia.org/wiki/Gris-asexualidad

Orientaciones sexuales Transgenero

Si hablamos lietralmente una persona transgenero seria aquel que pasa de un genero a otro, ejemplo de esto son las personas que hacen operar para hacer un cambio de sexo su mentalidad en cuando a identificación de género con coincide con el que le fue asignado al nacer

Así, los agéneros, los bigénero, los pangénero, los andróginos, los transexuales o los travestís entrarían dentro de los transgénero.

Para saber mas puede accesar

https://es.wikipedia.org/wiki/Transg%C3%A9nero

Orientaciones sexuales La bisexualidad

Bisexual, es aquella persona al que le es igual tener relaciones sexuales con personas del sexo opuesto o del mismo género, es considerada una opción sexual y forman parte del LGBT

Para saber mas puede acceder

https://es.wikipedia.org/wiki/Bisexualidad

https://es.wikipedia.org/wiki/LGBT


El luto sexual

Nota de prensa publicada en el periodico Pagina Siete el dia domingo 13 de Agosto de 2017 en la revista Miradas  en la pagina 17 en la seccion Ad Libitum

Guery Zabala Gumucio

Cuando muere la pareja de un amigo, o la nuestra, es muy común recibir incontables ofertas de apoyo; pero nadie, ni siquiera los más cercanos, se atreven a discutir una necesidad presente en muchas mujeres y hombres mayores que han perdido al ser amado: la sexualidad.

La neuropsicóloga Radosh lo llama el "luto sexual”, que define como el duelo asociado a la pérdida de intimidad sexual con una pareja de vida. Es un duelo sin derechos, un duelo que no se reconoce abiertamente, que la sociedad reprueba y que no se comparte públicamente.

Muchas personas adultas mayores aún tienen deseo sexual y anhelan la intimidad que se ve interrumpida cuando la pareja se enferma gravemente o muere. Estas personas consideran que sus relaciones sexuales son una parte extremadamente importante de su vida. Sin embargo, cuando el cónyuge muere, todo se acaba.

Es claro que somos seres sexuales durante toda la vida. Influye, aunque no determina, la edad de una persona. El dolor por el que se atraviesa frente a la muerte del cónyuge puede pausar (si es que se seguía vivenciando la sexualidad) el deseo sexual definitivamente. Lo importante es entender que la sexualidad es algo que construimos en pareja, pero que nace en nuestra condición individual.

Y es desde allí desde donde surge y se potencia el eje de la sexualidad: somos nosotros mismos y luego decidimos si compartimos esa sexualidad con alguien más o no.

Algunos profesionales comparten el prejuicio sobre el sexo entre la gente mayor y piensan que es "desagradable” o "simplemente gracioso”, por lo tanto, evitan discutir asuntos sexuales con estos pacientes. Incluso entre viudas, no es común hablar del asunto, nadie menciona el sexo.

Pero en la vejez la sexualidad tiene un papel muy importante, ya no en el plano reproductivo, sino en el placentero. La sexualidad en cualquier persona, independientemente de la edad, es un aspecto sustancial de su vida. Sólo se va transformando con el paso del tiempo.

La sexualidad no se pierde con la edad y se mantienen o incrementan las necesidades de afecto, el enamoramiento, el aprecio, ternura, empatía y el gusto por el contacto físico.

Las viudas no discuten con amigas o con profesionales de la salud mental sobre la pérdida de intimidad sexual porque sienten que están siendo infieles. Pero no estás traicionando o poniendo en entredicho el amor hacia tu pareja ausente. Puedes honrar tu pasado, atesorarlo, pero no tienes que vivir en él. No tienes que escoger entre una situación y otra. Puedes incorporar tu vida anterior a tu nueva vida. Tenemos una capacidad infinita para amar.

Muchas veces la viudez coincide con la vejez, lo cual no facilita retomar la vida sexual, por creencias erróneas de que una persona mayor no debería ser sexual, pero sabemos que la sexualidad se puede vivir de manera diferente.

Aunque sí sucede que el duelo, y elementos como el aislamiento, restricciones físicas, el cuidado de los nietos, la dependencia de los hijos, o vivir en una institución para personas mayores, entorpece claramente la posibilidad.

Cuando alguien pierde a su pareja y cae en un período de inactividad sexual casi absoluto, puede suceder que, si en etapas posteriores desea iniciar relaciones con otra pareja, se presenten mayores dificultades para lograrlo, sobre todo en el hombre, por disfunciones de la erección.

Algunos sexólogos recomiendan la práctica masturbatoria durante este período de soledad. Esta recomendación, aunque parezca chocante para algunos, puede contribuir a mantener tanto en el hombre como en la mujer, los mecanismos fisiológicos sexuales en actividad relativa y no en inacción absoluta.

Lo importante después de la pérdida de un cónyuge es ser honestos con nosotros mismos y tomarnos el tiempo necesario para volver a plantearnos una nueva relación, aunque es válido también no querer dar ese paso. Cada quien sabrá para qué está preparado y qué es lo que desea.

Recordemos que a lo largo de la vida no dejamos de ser personas sexuales pero, más importante aún, no dejamos de necesitar afecto y cercanía, ya que el vínculo es lo más humano de nuestra sexualidad.

En la exploración y el disfrute de las dimensiones de la sexualidad podría residir, en buena medida, el mantenimiento de una actividad sexual satisfactoria durante toda la vida.

Orientaciones sexuales Homosexuales

Homosexual. La homosexualidad se refiere a la atracción sexual o emocional hacia personas del mismo sexo, ya sean mujeres - mujeres (conocidas como mujeres homosexuales o lesbianas) u hombres - hombres (gays).

hay que recordar que en ingles el termino gay significa alegre

para saber mas sobre esta orientación sexual puede consultar

https://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad

https://es.wikipedia.org/wiki/Lesbianismo

Ads By Gets Your Guide