Posiciones sexuales

Varias posiciones sexuales para practicar

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=UW3JvDKX-a8


Orientaciones sexuales Demisexual

Demisexual. Estas personas no suelen sentir atracción sexual, a menos que ya haya formado un fuerte vínculo emocional o intelectual con dicha persona. Este vínculo puede o no ser romántico.

Sexo por compromiso

Nota de prensa publicada en el periodico Página Siete el día domingo 20 de Agosto de 2017 en la revista Miradas en la sección Ad Libitum en la página 17

Guery Zabala Gumucio

Iinterés, deseo, pasión, intimidad, y sobre todo muchas ganas, deberían ser el motor que nos anime a un momento de intimidad, aunque hay personas que no la pasan nada bien entre sábanas. El deseo es el ingrediente que no puede faltar, por lo que lo más recomendable es evitar esos contactos sexuales forzados o por compromiso que son un tobogán expedito a la infelicidad mutua.

Se cree que son las mujeres las que, después de cierto tiempo, pierden el interés por el sexo y que sólo lo hacen porque saben que él lo necesita. Así, los encuentros íntimos se dan "para que él esté feliz” y creyendo que el marido no notará la diferencia si se finge bien. Este fenómeno suele darse por la falsa creencia de que los hombres siempre están interesados en sexo, sin importar la calidad o la profundidad.

El problema es que de manera progresiva e insensible, las parejas van cayendo en ese adormecimiento del sexo rápido y con el pijama puesto.

Como dice Sabina, "hay mujeres que van al amor como van al trabajo”. Se sienten obligadas y no saben decir que no. Son mujeres que pasan períodos breves -la mayoría de las veces, algunos días- sin el deseo de otros momentos, entregándose al otro sin comunicar su falta de ganas.

La sexualidad es una función vital que exige mantenerse en su punto en todas las etapas de la existencia, y cualquier condición que se oponga a estos preceptos debe ser superada sin fórmula de juicio. Y eso incluye, insisto, la cópula por cumplir. Creemos que la práctica del sexo por mantenimiento, el "mejor esto que nada”.

Muchos estudios han comprobado que tanto hombres como mujeres tenemos las mismas necesidades de placer y satisfacción sexual, tenemos las mismas ganas y, por supuesto, los mismos derechos, tener sexo por tenerlo hace que el distanciamiento afectivo se incremente.

El estrés y las exigencias de la vida cotidiana tienen una influencia nociva en el erotismo. Pero no olvidemos que los influjos externos actúan en forma muy diferente en cada uno de nosotros, dependiendo de la vulnerabilidad individual y de las herramientas con las que se cuentan. Si la pareja ha hecho de la comunicación una constante, no será difícil expresar la falta de deseo y los motivos que están influyendo. El acuerdo entre las partes borrará todo temor o indicio de culpa.

Podemos encontrar mujeres que están "programadas para cumplir”, ya que sienten culpa cuando no lo hacen. En el área sexual dicen "sí” a la iniciativa de su pareja por mera responsabilidad.

Temen que el otro deje de quererlas pero, por sobre todas las cosas, temen a sus propios reproches por haber incurrido en una falta.

Otras serán sumisas, demasiado complacientes y no se plantean decir "no”; ceden sin problemas al pedido de la pareja.

En otros casos, hay mujeres que tiene deseo, se excitan, pero se sienten obligadas a cumplir con algunas exigencias del compañero sexual: sexo sin preservativo, sexo anal, poses que no las estimulan, "sexo fuerte”, exteriorización de "fantasías”.

Estas mujeres no saben comunicar qué tipo de contactos le desagradan, o simplemente, plantear condiciones para el cuidado mutuo.

Se pueden identificar algunas pautas que pueden indicar que tenemos sexo por compromiso:

1. Tomas la iniciativa. Sólo eres tú (él) o ella la que quiere tener intimidad.

2. La actitud ya no es la misma.

3. Los juegos previos ya no existen.

4. El post sexo ya no existe. No te abraza ni te da un beso.

5. Sólo cumplió. Se preocupa por el placer personal.

Debes poner atención a cada una de estas situaciones y compararla con tu relación, porque las cosas pueden estar cambiando para mal. Es hora de encender las alarmas y cambiar de libreto porque el sexo por cumplir ya se ha instalado en tu cama.

Es hora de hablar con sinceridad y buscar soluciones. Si no lo hacen, lo más seguro es que el problema se arregle bajo el calor de otras sábanas.

No nos quedemos en el "deber cumplido” para satisfacer al otro, démonos permiso para nuestro propio disfrute y trabajemos por crear momentos de intimidad en pareja para tener una salud sexual satisfactoria y placentera.

Mantener el contacto erótico significa "encontrarse” en la intimidad, y ésta no debe estar sujeta a ninguna obligación ni igualdad en ganas o capacidad de entrega. Cada uno se brindará al otro con lo que tenga para ofrecer. Y si no hay deseo, la comunicación abierta, sin condicionantes, debería ser la mejor aliada.

Orientaciones sexuales Graysexual o Gris-asexual

Graysexual o Gris-asexual. Personas que se encuentran entre la sexualidad y la asexualidad. Se trata de una conexión más fluida entre la sexualidad y la asexualidad, de ahí que los que se identifiquen con esta tendencia pueden sentirse heterosexuales, gays o cualquier otra identidad sexual.

Para saber mas puede accesar

https://es.wikipedia.org/wiki/Gris-asexualidad

Orientaciones sexuales Transgenero

Si hablamos lietralmente una persona transgenero seria aquel que pasa de un genero a otro, ejemplo de esto son las personas que hacen operar para hacer un cambio de sexo su mentalidad en cuando a identificación de género con coincide con el que le fue asignado al nacer

Así, los agéneros, los bigénero, los pangénero, los andróginos, los transexuales o los travestís entrarían dentro de los transgénero.

Para saber mas puede accesar

https://es.wikipedia.org/wiki/Transg%C3%A9nero

Orientaciones sexuales La bisexualidad

Bisexual, es aquella persona al que le es igual tener relaciones sexuales con personas del sexo opuesto o del mismo género, es considerada una opción sexual y forman parte del LGBT

Para saber mas puede acceder

https://es.wikipedia.org/wiki/Bisexualidad

https://es.wikipedia.org/wiki/LGBT


El luto sexual

Nota de prensa publicada en el periodico Pagina Siete el dia domingo 13 de Agosto de 2017 en la revista Miradas  en la pagina 17 en la seccion Ad Libitum

Guery Zabala Gumucio

Cuando muere la pareja de un amigo, o la nuestra, es muy común recibir incontables ofertas de apoyo; pero nadie, ni siquiera los más cercanos, se atreven a discutir una necesidad presente en muchas mujeres y hombres mayores que han perdido al ser amado: la sexualidad.

La neuropsicóloga Radosh lo llama el "luto sexual”, que define como el duelo asociado a la pérdida de intimidad sexual con una pareja de vida. Es un duelo sin derechos, un duelo que no se reconoce abiertamente, que la sociedad reprueba y que no se comparte públicamente.

Muchas personas adultas mayores aún tienen deseo sexual y anhelan la intimidad que se ve interrumpida cuando la pareja se enferma gravemente o muere. Estas personas consideran que sus relaciones sexuales son una parte extremadamente importante de su vida. Sin embargo, cuando el cónyuge muere, todo se acaba.

Es claro que somos seres sexuales durante toda la vida. Influye, aunque no determina, la edad de una persona. El dolor por el que se atraviesa frente a la muerte del cónyuge puede pausar (si es que se seguía vivenciando la sexualidad) el deseo sexual definitivamente. Lo importante es entender que la sexualidad es algo que construimos en pareja, pero que nace en nuestra condición individual.

Y es desde allí desde donde surge y se potencia el eje de la sexualidad: somos nosotros mismos y luego decidimos si compartimos esa sexualidad con alguien más o no.

Algunos profesionales comparten el prejuicio sobre el sexo entre la gente mayor y piensan que es "desagradable” o "simplemente gracioso”, por lo tanto, evitan discutir asuntos sexuales con estos pacientes. Incluso entre viudas, no es común hablar del asunto, nadie menciona el sexo.

Pero en la vejez la sexualidad tiene un papel muy importante, ya no en el plano reproductivo, sino en el placentero. La sexualidad en cualquier persona, independientemente de la edad, es un aspecto sustancial de su vida. Sólo se va transformando con el paso del tiempo.

La sexualidad no se pierde con la edad y se mantienen o incrementan las necesidades de afecto, el enamoramiento, el aprecio, ternura, empatía y el gusto por el contacto físico.

Las viudas no discuten con amigas o con profesionales de la salud mental sobre la pérdida de intimidad sexual porque sienten que están siendo infieles. Pero no estás traicionando o poniendo en entredicho el amor hacia tu pareja ausente. Puedes honrar tu pasado, atesorarlo, pero no tienes que vivir en él. No tienes que escoger entre una situación y otra. Puedes incorporar tu vida anterior a tu nueva vida. Tenemos una capacidad infinita para amar.

Muchas veces la viudez coincide con la vejez, lo cual no facilita retomar la vida sexual, por creencias erróneas de que una persona mayor no debería ser sexual, pero sabemos que la sexualidad se puede vivir de manera diferente.

Aunque sí sucede que el duelo, y elementos como el aislamiento, restricciones físicas, el cuidado de los nietos, la dependencia de los hijos, o vivir en una institución para personas mayores, entorpece claramente la posibilidad.

Cuando alguien pierde a su pareja y cae en un período de inactividad sexual casi absoluto, puede suceder que, si en etapas posteriores desea iniciar relaciones con otra pareja, se presenten mayores dificultades para lograrlo, sobre todo en el hombre, por disfunciones de la erección.

Algunos sexólogos recomiendan la práctica masturbatoria durante este período de soledad. Esta recomendación, aunque parezca chocante para algunos, puede contribuir a mantener tanto en el hombre como en la mujer, los mecanismos fisiológicos sexuales en actividad relativa y no en inacción absoluta.

Lo importante después de la pérdida de un cónyuge es ser honestos con nosotros mismos y tomarnos el tiempo necesario para volver a plantearnos una nueva relación, aunque es válido también no querer dar ese paso. Cada quien sabrá para qué está preparado y qué es lo que desea.

Recordemos que a lo largo de la vida no dejamos de ser personas sexuales pero, más importante aún, no dejamos de necesitar afecto y cercanía, ya que el vínculo es lo más humano de nuestra sexualidad.

En la exploración y el disfrute de las dimensiones de la sexualidad podría residir, en buena medida, el mantenimiento de una actividad sexual satisfactoria durante toda la vida.

Orientaciones sexuales Homosexuales

Homosexual. La homosexualidad se refiere a la atracción sexual o emocional hacia personas del mismo sexo, ya sean mujeres - mujeres (conocidas como mujeres homosexuales o lesbianas) u hombres - hombres (gays).

hay que recordar que en ingles el termino gay significa alegre

para saber mas sobre esta orientación sexual puede consultar

https://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad

https://es.wikipedia.org/wiki/Lesbianismo

Orientaciones sexuales heterosexual

Heterosexual. Sienten atracción sexual o emocional hacia personas del sexo opuesto. Constituye la norma hegemónica en este momento en el mundo, por lo que es la opción sexual que aún prevalece.

Ser heterosexual significa que un hombre siente atracción por una mujer y viceversa

Para saber mas puede accesar

https://es.wikipedia.org/wiki/Heterosexualidad

Orientaciones sexuales Antrosexual

 Los antrosexuales desconocen su opción u orientación  sexual pero, a pesar de ello, pueden desarrollar vínculos amorosos con cualquier persona de cualquier género e identidad. Sería como una mezcla de demisexualidad, bisexualidad y pansexualidad, con la salvedad de que el antrosexual no sabe cuál es su tendencia sexual.

La depresion postparto

Nota de prensa que salio publicada en el Periodico Pagina Siete el dia 6 de Agosto de 2017 en la revista Miradas en la seccion Ad Libitum en la pagina 17

Para saber mas puede sonsultar este articulo sobre depresion

https://es.wikipedia.org/wiki/Depresi%C3%B3n

Guery Zabala Gumucio

M uchas mujeres, luego de dar a luz, sufren la depresión posparto, un trastorno del estado de ánimo en el que estas madres tienen sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y cansancio, que les dificultan realizar las actividades diarias, lo que puede afectar negativamente en el crecimiento del bebé recién nacido.

La causa exacta de la depresión posparto no está clara; sin embargo, se puede identificar una serie de factores que contribuyen a su desarrollo, entre ellos están:

El parto, que no se ajusta a sus expectativas. Ese sentimiento de "decepción” puede causar depresión. Algunas mujeres que han desarrollado este trastorno experimentaron partos traumáticos, o difíciles, o tuvieron bebés prematuros o con problemas de salud.

Un pequeño porcentaje de las mujeres que desarrollan este mal sufre una disfunción temporal de la glándula tiroidea, asociada a los cambios del estado de ánimo. De esto se desprende que algunas mujeres pueden ser especialmente vulnerables a los cambios hormonales que sobrevienen después de dar a luz.

El nacimiento de un hijo provoca cambios profundos en la vida de la mujer. Los recién nacidos dan mucho trabajo, puesto que precisan atención constante. Esto resta muchas horas de sueño. La madre de un recién nacido asume de repente una gran responsabilidad que abarca las 24 horas del día, y por consiguiente pierde la libertad que tenía antes.

Otros factores que pueden influir son el desempleo y la pobreza. Las mujeres que están aisladas de sus familias, o que no tienen una pareja en la que apoyarse, pueden ser más propensas a sufrir depresión posparto.

A veces es difícil distinguir entre la depresión clínica, el estrés y el cansancio normales de la maternidad. Pero si la tristeza o desesperación son tan intensas que le impiden hacer actividades normales, como cuidar de ella misma y de otras personas, podría estar padeciendo depresión posparto. No existe un examen único para detectarla. El diagnóstico se basa en los síntomas comunicados al terapeuta, quien hará evaluaciones y derivará a otros profesionales para corroborar su diagnóstico.

Es difícil decir cuánto tiempo dura. Algunos casos duran una semana y otros pueden durar meses.

Los médicos recomiendan tratarla desde el principio. Si no se aborda adecuadamente puede persistir durante meses e incluso años.

La terapia psicológica es lo más indicado, sobre todo cuando la madre está dando el pecho a su bebé. No obstante, en algunos casos, es necesario combinarla con medicamentos.

La misión de los terapeutas es hacer ver a la paciente que este trastorno tiene cura y le enseñarán cómo enfrentarlo. Primero, la nueva mamá necesitará apoyo y tranquilidad, luego debe tomar conciencia de su problema para iniciar la recuperación. Es muy importante que el hombre esté involucrado en el proceso.

Participará en las terapias y se sentirá más aliviado al saber de lo que se trata, y cómo debe actuar para ayudar. En cuanto al tratamiento farmacológico, será siempre el médico quien prescribirá el tratamiento.

Una madre primeriza que tenga cualquier síntoma de depresión posparto debe ponerse en contacto con su médico inmediatamente para obtener ayuda.

Aquí presento algunas otras sugerencias, que definitivamente no tienen que ser consideradas como reemplazo a la opinión de un médico.

Solicite ayuda a su pareja, familia y amigos con las necesidades del bebé y el hogar.

No esconda sus sentimientos. Hable acerca de ellos con su pareja, familia y amigos.

No haga ningún tipo de cambios mayores en su vida durante el embarazo o inmediatamente después de dar a luz.

No intente hacer demasiado o ser perfecta. Aparte tiempo para salir, visitar a los amigos o pasar tiempo sola con su pareja.

Descanse lo más que pueda. Duerma cuando el bebé esté durmiendo.

Hable con otras madres o únase a un grupo de apoyo. El tratamiento para la depresión después del parto con frecuencia incluye medicamentos, terapia o ambos. La lactancia influirá en qué medicamentos le recomiende el proveedor.

Es posible que la remitan a un especialista en salud mental. La terapia conductual cognitiva (TCC) y la terapia interpersonal (TIP) son tipos de psicoterapia que a menudo ayudan para salir de este trance. Tener un apoyo social bueno de la familia, los amigos y los compañeros de trabajo puede ayudar a reducir la gravedad de este trastorno.

Orientaciones sexuales Autosexual

En la autosexualidad, la atracción es hacia uno mismo, como una forma de alimentar el amor propio. Los autosexuales pueden ser también asexuales.

Para saber un poco mas sobre esta orintación sexual puede ver este video

Fuente; https://www.youtube.com/watch?v=iSsiv9kt3eM


Cuales son las mejores posiciones para el sexo oral ?

Según este grafico existirian cuatro posiciones interesantes para practicar el sexo oral, cual será el mas aconsejable ?


Orientaciones sexuales Arromantico

Arromántico.

Es una persona que no experimenta atracción romántica hacia otras personas. Estas personas no carecen de conexión emocional con otras, no presentan una necesidad instintiva de desarrollar conexiones de naturaleza romántica.

Con datos de página siete
La orientación romántica es un término usado por algunos en lugar de hablar de orientación sexual. Muchos asexuales usan este término para describir hacia quienes se sienten atraídos emocional o románticamente.

 La terminología para la atracción romántica sigue las mismas pautas que para la atracción sexual:

-Una persona heterorromántica es aquella que se siente atraída de forma romántica por un sexo o género distinto al suyo.
-Una persona homorromántica es aquella que se siente atraída de forma romántica por las personas del mismo género o sexo.
-Un birromántico o panromántico es aquel que se siente atraído románticamente por múltiples sexos o géneros.
-Una persona arromántica es aquella que no se siente atraída románticamente a ningún sexo o género.

Para saber mas puede consultar

https://es.wikipedia.org/wiki/Orientaci%C3%B3n_rom%C3%A1ntica

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=ln85JoWDGjQ


Orientaciones sexuales Agénero

Agénero. Es aquella persona que no se identifica con ningún género. Su identidad sería destacada como nula., es decir no se identifica ni como hombre ni como mujer

Fuente periodico Página Siete

Orientacion sexual Asexualidad.

Podría considerarse una falta de opción sexual o orientación sexual, pues las personas asexuales no sienten ni atracción física ni sexual hacia ninguna persona.

Esta es diferente del celibato o  la abstinencia sexual

Para saber mas puede consultar

https://es.wikipedia.org/wiki/Asexualidad

Con datos de http://www.paginasiete.bo/revmiradas/2017/8/27/todas-orientaciones-sexuales-149034.html

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=lAw_DwTACtw


40 preguntas para responder en pareja

Nota de prensa publicado en el perodico Página Siete en la revist MIRADAS el día 18 de JUnio de 2017 en la sección Ad Libitum en la página 17 y fue escrito Por Guery Zabala Gumucio

Navengando por internet, como siempre distraído y sin buscar algo específico, llega a mis manos este tremendo cuestionario, que incluye una lista de preguntas sobre las relaciones sexuales que te ayudarán a mejorar tu autoconocimiento y a crear una mayor complicidad con tu pareja.

Por la amplitud del mismo, no puedo incluir todas, pero sí las que considero más importantes. El cuestionario completo está en https://psicologiaymente.net/pareja/preguntas-sobre-sexo#!) Considero que puedes usar cada una de estas preguntas para fortalecer tu relación, aclarando dudas, temores y miedos y sobre todo conociendo más tu cuerpo y sus reacciones lo mismo que el de tu pareja.

Anímate a contestarlo con tu pareja y recuerda que no se trata de descubrir algo negativo.

1. ¿Has llevado a cabo todas las fantasías sexuales que has tenido en mente?

2. ¿Has probado un baño sensual para ti y tu pareja?

3. ¿Te gustaría que alguien del sexo opuesto (en el caso de ser heterosexual) te pillara teniendo relaciones íntimas con tu pareja?

4. Del uno al 10, ¿cuánta importancia le das al sexo?

5. ¿Conoces los gustos sexuales de tu pareja?

6. ¿Cuál es la parte del cuerpo preferida de otra persona con la que vas a tener relaciones íntimas?

7. ¿Harías un trío?

8. ¿Prefieres películas porno o películas eróticas?

9. ¿Conoces algún alimento afrodisiaco que te podría ayudar a rendir más?

10. ¿Sabes qué beneficios aporta tener sexo?

11. ¿Probarías la práctica sexual del sadomasoquismo?

12. ¿Qué es lo que más valoras en la cama?

13. ¿Te esfuerzas por descubrir los puntos erógenos de tu pareja?

14. ¿Irías a un sitio de intercambio de parejas?

15. ¿Harías un striptease para tu pareja?

16. ¿Te excitaría tocar a tu pareja sin usar las manos?

17. ¿Te has expuesto en alguna ocasión al riesgo de ser pillado practicando el sexo?

18. ¿Qué harías si ves a alguien del sexo opuesto o de tu mismo sexo que tiene cierto atractivo, desnudo/a? ¿Te quedarías mirando?

19. ¿Qué piensas del sexo de una noche?

20. ¿Harías cibersexo?

21. ¿Prefieres el sexo duro o delicado?

22. ¿Qué es lo que más te gusta hacer para dar placer a la otra persona?

23. ¿Utilizas las películas porno para darte placer?

24. ¿Conoces tres frases sugerentes que puedan excitar a tu pareja?

25. ¿Has leído algún libro de sexualidad para mejorar tu rendimiento o comprender mejor al sexo opuesto?

26. ¿Exploras tu propio cuerpo para descubrir tus zonas erógenas?

27. ¿Buscas maneras de evitar la monotonía?

28. ¿Qué piensas de hacer un trío con tu pareja?

29. ¿Has ido mejorando tu desempeño sexual desde que estás con tu pareja?

30. ¿Cómo te definirías a ti mismo respecto al sexo?

31. ¿Vives la sexualidad con confianza y autoestima?

32. ¿Cuál es tu parte del cuerpo preferida?

33. ¿Practicas el sexo más allá del coito o del orgasmo?

34. ¿Has tenido alguna mala experiencia sexual?

35. Si lo necesitaras, ¿buscarías ayuda terapéutica para corregir algún problema sexual?

36. ¿Sabes diferenciar lo que es infidelidad de promiscuidad?

37. ¿Qué es lo que más te gusta que te hagan a ti en la cama?

38. ¿Te gusta desnudarte delante de tu pareja o te sientes incómodo/a por tu apariencia?

39. ¿Utilizas el sentido del humor para hacer frente a algún contratiempo sexual?

40. ¿Te has planteado alguna vez ser infiel?

Recuerda que el conocer a tu pareja y platicar con ella sobre lo que te gusta, o no, les ayudará a generar un ritmo, frecuencia y prácticas que les produzcan más y más placer.

El diálogo debe desarrollarse bajo reglas estrictas: AMOR (el cual usa palabras que profundicen el sentimiento), RESPETO (sin ofender o demostrar que es uno o el otro quien tiene el problema, sino que ambos son los responsables) y BIEN COMÚN (que todo lo que se diga servirá para que la pareja esté más sólida y firme, y así convertirse en un dúo exitoso).

Hablar, como ya lo dije en algún otro artículo, es el primer sexo oral que las parejas debemos hacer.

Enfermedades venereas La sifilis

Que es la sifilis

Es una infeccion sexualmente transmisible  DST que cuando no es tratada  acarea graves  prejucios a la salud

Quien puede tener sifilis

Cualquier persona que haya mantenido  relaciones sexuales desprotegidas  sin el uso de un preservativo. La sifilis también puede ser transmitida a los bebes  en el embarazo

Como se puede prevenir

Use presertativo en todas  las prácticas exuales (oral, vaginal, anal) el preservativo masculino o femenino debe ser colocada desde el inicio de la relación sexual

Cuales son las senales e sintomas

Una de las primeras senales  de la enfermedad es una pequena herida ( cranco duro ) indoloro en el pene, en la vagina, ano o boca, la herida acostumbra desaparecer  después de algunos días  aún sin tratamiento, entretanto la bacteria qe causa la enfermedad continua activa en la corriente sanguinea

Si la sifilis no es tratada correctamente después de algunos meses ella puede volver a manifestarse con manchas en varias partes  del cuerpo como principalmente en las palmas de las manos, en las plantas de los pies,.

Estos síntomas también desaparecen sin tratamiento pero la enfermedad continua avanzando, cuando no es identificada y tratada la sifilis puede provocar seguera, paralisis, enfermedades neurológicas y problemas en el corazón

Cómo saber si tiene Sífilis

Busque un servicio de salud y haga un examen

La sifilis tiene cura

Con examen y tratamiento correctos la cura es total

Sífilis congénita

Es cuando la sifilis es transmitida de madra a hijo caso no sea realizado el diagnostico y tratamiento y enfermedad durante la gestación. La enfermedad acarrea  diversos problemas de salud  al bebé o al abortamiento. Toda mujer embarazada debe hacer un prenatal y realizar el examen para sifilis en la primera consulta y en el tercer trimestre de gestación. Si diese positivo la madre y su companero deben hacer el ratamiento para evita la contaminación al bebé. Todo bebé debe pasar por la unidad de salud en la primera semana de vida

Para saber mas puede acceder

https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADfilis

Fuente:  https://www.youtube.com/watch?v=rwAC6IyeURc




Lo que un adolescente debe saber

Nota de presna que salio publicada en el periodico Página Siete el dia domingo 23 de Julio de 2017 en la revista Miradas en la seccion Ad Libitum en la página 17

Guery Zabala Gumucio

La sexualidad es considerada como un valor humano, tanto para quienes la consideran una expresión de lo sagrado como para los que la ven como un intento de comunicación más profunda entre dos personas.

Es valorada como un aspecto fundamental del ser humano y considerada como un núcleo de articulación de factores biológicos, afectivos, intelectuales, actitudinales, sociales y culturales, incluyendo los aspectos éticos. Se entiende por aspectos éticos los valores, principios, normas, expectativas y costumbres que un grupo humano considera aceptables para orientar, regular y evaluar actitudes y comportamientos morales.

Se han ido generando muchos mitos y creencias sobre el sexo y la sexualidad. Poco se habla de ello con los jóvenes, pero el tema debe ser abordado para orientarlos en qué cosas son sanas, cuáles no, y aquellas que son consideradas como tabú sin alguna razón aparente.

Por alguna razón, para los adultos la sexualidad sigue siendo inquietante. La incomodidad de los padres se puede manifestar de muchas maneras, en forma sutil o en forma abierta. Algunos padres se quedan atónitos o se ríen frente a las preguntas que les hacen, otros tratan de desviar el tema hacia otro terreno; otros se evaden sugiriéndoles a su hijo que le pregunte al cónyuge, a su profesor, al psicólogo o le señalan que lo que pregunta es muy complejo y que lo entenderá en el futuro cuando crezcan.

Los adultos no siempre pueden ofrecer respuestas sencillas relacionadas con la sexualidad, dadas sus propias inhibiciones y experiencias. La ayuda de material educativo puede ser un medio que favorezca el intercambio, de manera que juntos puedan encontrar respuestas.

Negarles el derecho a preguntar produce temor e inhibición de su curiosidad, lo que los lleva a pensar que ahí hay algo negativo, malo o prohibido.

Hoy quiero compartir algunos tips con los y las adolescentes , y claro con papás que quieran contar con herramientas para afrontar el tema, para darles a sus hijos algunas sugerencias, lo cual les permitirá promover en su vida una vivencia sexual plena y satisfactoria.

1. Haz de tu cuerpo un aliado, nunca un enemigo. Recuerda que es lo que te permite estar y ser en este mundo, tal y como hayas nacido, es tu belleza y perfección, acéptate tal cual eres y verás que pronto los demás lo harán, en la adolescencia y juventud, sientes que hay cuerpos mejores al tuyo, pero te puedo asegurar que los demás adolescentes y jóvenes están pensando lo mismo que tú.

Si te llevas bien y aceptas tu cuerpo, eso te permitirá disfrutar de una sexualidad mucho más sana y placentera. Por lo tanto, practica el amor a tu cuerpo con hábitos sanos.

2. Todas las personas nacemos como personas sexuadas. Esto significa que tenemos un cuerpo con capacidad para sentir placer y disfrutar a solas o en compañía de otra persona.

Esto nos permite desarrollar nuestra opción, orientación sexual, definir qué personas te atraen de manera afectivo-erótica. Así sabrás si eres heterosexual (te gustan personas del sexo opuesto), homosexual (te atraen personas de tu mismo sexo), bisexual (que te puedes enamorar de la misma manera o intensidad de un hombre o de una mujer), ojo, no al mismo tiempo.

Aceptar una opción sexual te dará más libertad y vivencias placenteras, sin tener que obligarte a hacer cosas que no te agradan, o para complacer a tu entorno. Independientemente del tipo de práctica sexual escogida, el respeto hacia ti mismo y hacia tu pareja sexual siempre es fundamental

3. Escucharás hablar de muchas prácticas sexuales: petting, sexo oral, sexting, masturbación, coito, y cientos más. Unas te resultarán llamativas, otras te causarán rechazo. Pero hay algo básico que debes saber: tú, y solo tú, eres quien elige cómo disfrutar de tu propia sexualidad, llegando claro, a un acuerdo con tu pareja.

Cuando decidas tener relaciones sexuales, recuerda que no tienes por qué practicar algo que tu no quieras o te sientas cómodo o si no te sientes preparado. La finalidad de las relaciones sexuales es compartir, disfrutar, conocerse, comprometerse. Pero no algo que das esperando recibir algo distinto a cambio (por ejemplo, mantener relaciones sexuales con esa persona que te gusta, solo para que te quiera o esté junto a ti).

4. Evita hacer de la sexualidad un tema tabú, es decir, algo peligroso, prohibido y de lo que no se habla. Cuando los adultos no atienden tus dudas , puede generar culpas, vergüenzas e inhibiciones con consecuencias en las relaciones que formes en el futuro.

En cambio, cuando los hijos pueden compartir sus inquietudes con los adultos, la curiosidad sexual pasa a ser un interés sexual semejante a su interés por otros temas, con lo cual se enriquecen las disposiciones para aprender.

Este diálogo establece las bases para poder seguir conversando sobre las inquietudes y preguntas que van a surgir siempre, durante la pubertad, la adolescencia la juventud e incluso en la edad adulta.

Erecciones matutinas

Nota de prensa publicada en el periodico Página Siete el día  domingo 30 de Julio de 2017 en la revista Miradas en la sección Ad Libitum

¿ Es normal despertar con una erección? ¿A qué se debe? Es habitual que los hombres se despierten con una erección, pero a diferencia de las creencias populares, esto no tiene nada que ver con la actividad sexual, sino más bien con ciertos factores psicológicos.

En estas erecciones, en mitad de la noche o temprano en la mañana, el tamaño del miembro puede aumentar el doble o más; esto se debe a la cantidad de sangre que fluye para llevar oxígeno a los tejidos del pene. Cuanto más relajado se está, más fácil es que suceda, porque es entonces cuando las arterias helicinas del pene y los músculos de los cuerpos cavernosos permiten mejor el paso de la sangre.

La tumescencia peneal nocturna, más conocida como erección espontánea, es un fenómeno fisiológico rodeado de muchos tabúes, incluso de comentarios graciosos. Tener una erección matinal es algo absolutamente normal, y de hecho, es una respuesta sana del cuerpo que todos los hombres experimentan. Despertarse con el pene en erección es fisiológico, y no tiene nada que ver, como se suele creer, con sueños eróticos, o ganas de orinar.

Se trata de un mecanismo natural que desencadena la relajación de la musculatura de los cuerpos cavernosos y las arterias del interior del miembro, permitiendo una mayor afluencia de sangre y oxígeno.

Como resultado, el pene aumenta su volumen, pasando de los cinco o seis centímetros a los 12 o 14. Este endurecimiento rutinario ayuda a la revitalización y regeneración de los tejidos del órgano genital, preservando así su buen funcionamiento.

Cuando se presenta una erección nocturna sin estimulación sexual, los músculos de los cuerpos cavernosos y arterias del interior del pene se relajan, lo cual favorece la oxigenación y circulación sanguínea. Este trabajo fisiológico permite que los tejidos del órgano genital se regeneren y revitalicen para que no pierdan elasticidad, así como para un mejor desempeño.

Sucede con mayor frecuencia en la adolescencia, porque está relacionado con el nivel de hormonas -sobre todo la testosterona pero también las prostaglandinas- y es un buen medidor para descubrir, en casos de disfunción, si el motivo es fisiológico o psicológico.

Aunque se hable de erecciones matutinas, éstas ocurren realmente durante la noche, con una frecuencia de entre una y cinco veces, y una duración de entre 15 y 40 minutos. Estas erecciones coinciden con las fases de sueño MOR (de hecho, se las denomina en la actualidad como "erecciones vinculadas al sueño”), etapas caracterizadas por un mayor movimiento ocular y en las que hay una alta actividad fisiológica general, quedando la última de ellas como testigo de dicho noctambulismo fálico.

Durante el sueño se elevan además los niveles de testosterona alcanzando su máximo a primera hora de la mañana, lo que, unido a la acumulación de orina en la vejiga, puede estimular levemente la erección.

Cualquier individuo que goce de plena salud experimentará erecciones con periodicidad diaria, si bien el pico de edad se encuentra entre los 13 y los 15 años, etapa en la que el hombre pasa el 30% del sueño con el pene enhiesto.

La ausencia de este despertar suele ser señal de un problema de disfunción eréctil asociado a ciertos hábitos cotidianos o a dolencias más graves.

Las erecciones matinales tienen lugar automáticamente durante la fase del sueño más profunda, y son además una señal de que el cuerpo masculino funciona correctamente. De hecho, los especialistas en salud sexual se apoyan en este estudio sobre las erecciones nocturnas para descubrir si un problema de erección en el hombre tiene una causa física o psicológica.

La tumescencia peneal se experimenta principalmente cuando los hombres duermen bien y sueñan mucho; si están cansados, tienen problemas de depresión o ansiedad y la frecuencia de las erecciones baja. Si las erecciones nocturnas no se presentan normalmente, son raras o tienen una duración anormal, eso significa que el paciente presenta un problema de origen físico como problemas de disfunción eréctil.

Cuando no se producen, se debe a diversos factores, por ejemplo: dormir poco, sufrir apneas, roncar o tener sobrepeso. Una erección es un centinela de salud vascular periférica del varón y por tanto su ausencia es motivo suficiente para acudir al especialista, independientemente de si se mantiene o no una vida sexual activa.

Si tienes problemas para tener erecciones en situaciones sexuales pero te levantas con una alegre erección matutina, son buenas noticias para tu salud. Probablemente los motivos no son graves y pueden solucionarse en poco tiempo, a menudo por sí solos.

¿ Es normal despertar con una erección? ¿A qué se debe? Es habitual que los hombres se despierten con una erección, pero a diferencia de las creencias populares, esto no tiene nada que ver con la actividad sexual, sino más bien con ciertos factores psicológicos. ¿ Es normal despertar con una erección? ¿A qué se debe? Es habitual que los hombres se despierten con una erección, pero a diferencia de las creencias populares, esto no tiene nada que ver con la actividad sexual, sino más bien con ciertos factores psicológicos.

En estas erecciones, en mitad de la noche o temprano en la mañana, el tamaño del miembro puede aumentar el doble o más; esto se debe a la cantidad de sangre que fluye para llevar oxígeno a los tejidos del pene. Cuanto más relajado se está, más fácil es que suceda, porque es entonces cuando las arterias helicinas del pene y los músculos de los cuerpos cavernosos permiten mejor el paso de la sangre.

La tumescencia peneal nocturna, más conocida como erección espontánea, es un fenómeno fisiológico rodeado de muchos tabúes, incluso de comentarios graciosos. Tener una erección matinal es algo absolutamente normal, y de hecho, es una respuesta sana del cuerpo que todos los hombres experimentan. Despertarse con el pene en erección es fisiológico, y no tiene nada que ver, como se suele creer, con sueños eróticos, o ganas de orinar.

Se trata de un mecanismo natural que desencadena la relajación de la musculatura de los cuerpos cavernosos y las arterias del interior del miembro, permitiendo una mayor afluencia de sangre y oxígeno.

Como resultado, el pene aumenta su volumen, pasando de los cinco o seis centímetros a los 12 o 14. Este endurecimiento rutinario ayuda a la revitalización y regeneración de los tejidos del órgano genital, preservando así su buen funcionamiento.

Cuando se presenta una erección nocturna sin estimulación sexual, los músculos de los cuerpos cavernosos y arterias del interior del pene se relajan, lo cual favorece la oxigenación y circulación sanguínea. Este trabajo fisiológico permite que los tejidos del órgano genital se regeneren y revitalicen para que no pierdan elasticidad, así como para un mejor desempeño.

Sucede con mayor frecuencia en la adolescencia, porque está relacionado con el nivel de hormonas -sobre todo la testosterona pero también las prostaglandinas- y es un buen medidor para descubrir, en casos de disfunción, si el motivo es fisiológico o psicológico.

Aunque se hable de erecciones matutinas, éstas ocurren realmente durante la noche, con una frecuencia de entre una y cinco veces, y una duración de entre 15 y 40 minutos. Estas erecciones coinciden con las fases de sueño MOR (de hecho, se las denomina en la actualidad como "erecciones vinculadas al sueño”), etapas caracterizadas por un mayor movimiento ocular y en las que hay una alta actividad fisiológica general, quedando la última de ellas como testigo de dicho noctambulismo fálico.

Durante el sueño se elevan además los niveles de testosterona alcanzando su máximo a primera hora de la mañana, lo que, unido a la acumulación de orina en la vejiga, puede estimular levemente la erección.

Cualquier individuo que goce de plena salud experimentará erecciones con periodicidad diaria, si bien el pico de edad se encuentra entre los 13 y los 15 años, etapa en la que el hombre pasa el 30% del sueño con el pene enhiesto.

La ausencia de este despertar suele ser señal de un problema de disfunción eréctil asociado a ciertos hábitos cotidianos o a dolencias más graves.

Las erecciones matinales tienen lugar automáticamente durante la fase del sueño más profunda, y son además una señal de que el cuerpo masculino funciona correctamente. De hecho, los especialistas en salud sexual se apoyan en este estudio sobre las erecciones nocturnas para descubrir si un problema de erección en el hombre tiene una causa física o psicológica.

La tumescencia peneal se experimenta principalmente cuando los hombres duermen bien y sueñan mucho; si están cansados, tienen problemas de depresión o ansiedad y la frecuencia de las erecciones baja. Si las erecciones nocturnas no se presentan normalmente, son raras o tienen una duración anormal, eso significa que el paciente presenta un problema de origen físico como problemas de disfunción eréctil.

Cuando no se producen, se debe a diversos factores, por ejemplo: dormir poco, sufrir apneas, roncar o tener sobrepeso. Una erección es un centinela de salud vascular periférica del varón y por tanto su ausencia es motivo suficiente para acudir al especialista, independientemente de si se mantiene o no una vida sexual activa.

Si tienes problemas para tener erecciones en situaciones sexuales pero te levantas con una alegre erección matutina, son buenas noticias para tu salud. Probablemente los motivos no son graves y pueden solucionarse en poco tiempo, a menudo por sí solos.

¿ Es normal despertar con una erección? ¿A qué se debe? Es habitual que los hombres se despierten con una erección, pero a diferencia de las creencias populares, esto no tiene nada que ver con la actividad sexual, sino más bien con ciertos factores psicológicos.

En estas erecciones, en mitad de la noche o temprano en la mañana, el tamaño del miembro puede aumentar el doble o más; esto se debe a la cantidad de sangre que fluye para llevar oxígeno a los tejidos del pene. Cuanto más relajado se está, más fácil es que suceda, porque es entonces cuando las arterias helicinas del pene y los músculos de los cuerpos cavernosos permiten mejor el paso de la sangre.

La tumescencia peneal nocturna, más conocida como erección espontánea, es un fenómeno fisiológico rodeado de muchos tabúes, incluso de comentarios graciosos. Tener una erección matinal es algo absolutamente normal, y de hecho, es una respuesta sana del cuerpo que todos los hombres experimentan. Despertarse con el pene en erección es fisiológico, y no tiene nada que ver, como se suele creer, con sueños eróticos, o ganas de orinar.

Se trata de un mecanismo natural que desencadena la relajación de la musculatura de los cuerpos cavernosos y las arterias del interior del miembro, permitiendo una mayor afluencia de sangre y oxígeno.

Como resultado, el pene aumenta su volumen, pasando de los cinco o seis centímetros a los 12 o 14. Este endurecimiento rutinario ayuda a la revitalización y regeneración de los tejidos del órgano genital, preservando así su buen funcionamiento.

Cuando se presenta una erección nocturna sin estimulación sexual, los músculos de los cuerpos cavernosos y arterias del interior del pene se relajan, lo cual favorece la oxigenación y circulación sanguínea. Este trabajo fisiológico permite que los tejidos del órgano genital se regeneren y revitalicen para que no pierdan elasticidad, así como para un mejor desempeño.

Sucede con mayor frecuencia en la adolescencia, porque está relacionado con el nivel de hormonas -sobre todo la testosterona pero también las prostaglandinas- y es un buen medidor para descubrir, en casos de disfunción, si el motivo es fisiológico o psicológico.

Aunque se hable de erecciones matutinas, éstas ocurren realmente durante la noche, con una frecuencia de entre una y cinco veces, y una duración de entre 15 y 40 minutos. Estas erecciones coinciden con las fases de sueño MOR (de hecho, se las denomina en la actualidad como "erecciones vinculadas al sueño”), etapas caracterizadas por un mayor movimiento ocular y en las que hay una alta actividad fisiológica general, quedando la última de ellas como testigo de dicho noctambulismo fálico.

Durante el sueño se elevan además los niveles de testosterona alcanzando su máximo a primera hora de la mañana, lo que, unido a la acumulación de orina en la vejiga, puede estimular levemente la erección.

Cualquier individuo que goce de plena salud experimentará erecciones con periodicidad diaria, si bien el pico de edad se encuentra entre los 13 y los 15 años, etapa en la que el hombre pasa el 30% del sueño con el pene enhiesto.

La ausencia de este despertar suele ser señal de un problema de disfunción eréctil asociado a ciertos hábitos cotidianos o a dolencias más graves.

Las erecciones matinales tienen lugar automáticamente durante la fase del sueño más profunda, y son además una señal de que el cuerpo masculino funciona correctamente. De hecho, los especialistas en salud sexual se apoyan en este estudio sobre las erecciones nocturnas para descubrir si un problema de erección en el hombre tiene una causa física o psicológica.

La tumescencia peneal se experimenta principalmente cuando los hombres duermen bien y sueñan mucho; si están cansados, tienen problemas de depresión o ansiedad y la frecuencia de las erecciones baja. Si las erecciones nocturnas no se presentan normalmente, son raras o tienen una duración anormal, eso significa que el paciente presenta un problema de origen físico como problemas de disfunción eréctil.

Cuando no se producen, se debe a diversos factores, por ejemplo: dormir poco, sufrir apneas, roncar o tener sobrepeso. Una erección es un centinela de salud vascular periférica del varón y por tanto su ausencia es motivo suficiente para acudir al especialista, independientemente de si se mantiene o no una vida sexual activa.

Si tienes problemas para tener erecciones en situaciones sexuales pero te levantas con una alegre erección matutina, son buenas noticias para tu salud. Probablemente los motivos no son graves y pueden solucionarse en poco tiempo, a menudo por sí solos.

En estas erecciones, en mitad de la noche o temprano en la mañana, el tamaño del miembro puede aumentar el doble o más; esto se debe a la cantidad de sangre que fluye para llevar oxígeno a los tejidos del pene. Cuanto más relajado se está, más fácil es que suceda, porque es entonces cuando las arterias helicinas del pene y los músculos de los cuerpos cavernosos permiten mejor el paso de la sangre.

La tumescencia peneal nocturna, más conocida como erección espontánea, es un fenómeno fisiológico rodeado de muchos tabúes, incluso de comentarios graciosos. Tener una erección matinal es algo absolutamente normal, y de hecho, es una respuesta sana del cuerpo que todos los hombres experimentan. Despertarse con el pene en erección es fisiológico, y no tiene nada que ver, como se suele creer, con sueños eróticos, o ganas de orinar.

Se trata de un mecanismo natural que desencadena la relajación de la musculatura de los cuerpos cavernosos y las arterias del interior del miembro, permitiendo una mayor afluencia de sangre y oxígeno.

Como resultado, el pene aumenta su volumen, pasando de los cinco o seis centímetros a los 12 o 14. Este endurecimiento rutinario ayuda a la revitalización y regeneración de los tejidos del órgano genital, preservando así su buen funcionamiento.

Cuando se presenta una erección nocturna sin estimulación sexual, los músculos de los cuerpos cavernosos y arterias del interior del pene se relajan, lo cual favorece la oxigenación y circulación sanguínea. Este trabajo fisiológico permite que los tejidos del órgano genital se regeneren y revitalicen para que no pierdan elasticidad, así como para un mejor desempeño.

Sucede con mayor frecuencia en la adolescencia, porque está relacionado con el nivel de hormonas -sobre todo la testosterona pero también las prostaglandinas- y es un buen medidor para descubrir, en casos de disfunción, si el motivo es fisiológico o psicológico.

Aunque se hable de erecciones matutinas, éstas ocurren realmente durante la noche, con una frecuencia de entre una y cinco veces, y una duración de entre 15 y 40 minutos. Estas erecciones coinciden con las fases de sueño MOR (de hecho, se las denomina en la actualidad como "erecciones vinculadas al sueño”), etapas caracterizadas por un mayor movimiento ocular y en las que hay una alta actividad fisiológica general, quedando la última de ellas como testigo de dicho noctambulismo fálico.

Durante el sueño se elevan además los niveles de testosterona alcanzando su máximo a primera hora de la mañana, lo que, unido a la acumulación de orina en la vejiga, puede estimular levemente la erección.

Cualquier individuo que goce de plena salud experimentará erecciones con periodicidad diaria, si bien el pico de edad se encuentra entre los 13 y los 15 años, etapa en la que el hombre pasa el 30% del sueño con el pene enhiesto.

La ausencia de este despertar suele ser señal de un problema de disfunción eréctil asociado a ciertos hábitos cotidianos o a dolencias más graves.

Las erecciones matinales tienen lugar automáticamente durante la fase del sueño más profunda, y son además una señal de que el cuerpo masculino funciona correctamente. De hecho, los especialistas en salud sexual se apoyan en este estudio sobre las erecciones nocturnas para descubrir si un problema de erección en el hombre tiene una causa física o psicológica.

La tumescencia peneal se experimenta principalmente cuando los hombres duermen bien y sueñan mucho; si están cansados, tienen problemas de depresión o ansiedad y la frecuencia de las erecciones baja. Si las erecciones nocturnas no se presentan normalmente, son raras o tienen una duración anormal, eso significa que el paciente presenta un problema de origen físico como problemas de disfunción eréctil.

Cuando no se producen, se debe a diversos factores, por ejemplo: dormir poco, sufrir apneas, roncar o tener sobrepeso. Una erección es un centinela de salud vascular periférica del varón y por tanto su ausencia es motivo suficiente para acudir al especialista, independientemente de si se mantiene o no una vida sexual activa.

Si tienes problemas para tener erecciones en situaciones sexuales pero te levantas con una alegre erección matutina, son buenas noticias para tu salud. Probablemente los motivos no son graves y pueden solucionarse en poco tiempo, a menudo por sí solos.

Ideas para recuperarse de un bajón en el interés erótico y deseo sexual

Nota de prensa que salio publicada en el periodico Página Siete en la revista Miradas el día domingo 9 de Abril de 2017


Muchos factores están en juego; algunos tienen un origen más fisiológico, como los trastornos hormonales, el consumo de medicamentos y los efectos de algunas enfermedades crónicas.

Carlos de la Cruz Madrid

Si una persona aspira a tener un nivel de deseo sexual estable y frecuente, con independencia de los cambios de pareja, del paso de los años, de las alteraciones producidas por la convivencia, o del estado de ánimo o de salud, es que alberga unas expectativas poco realistas.

Por falta de deseo se puede entender la ausencia o disminución de interés por iniciar un encuentro erótico, incluso en presencia de estímulos externos que hasta ese momento se mostraban eficaces.

La llamada Viagra femenina Addyi es una opción para alentar el deseo en ellas
Suele estar relacionado, aunque no siempre, con la reducción o falta de fantasías sexuales: ahora ya no excita lo que antes nos ponía a 100. Ante esta situación, lo primero ha de ser la asunción de que no es algo obligatorio ni forzoso.

Hablamos de algo que está afectado por muchos factores. Algunos tienen un origen más fisiológico, como los trastornos hormonales, el consumo de medicamentos y los efectos de algunas enfermedades crónicas, diabetes o insuficiencia renal. Otras causas, en cambio, son de carácter más complejo y personal: la inapetencia puede hundir sus raíces en problemas de pareja, dificultades eróticas previas, la desmotivación, un bajón en el estado de ánimo o un periodo de dificultades laborales o familiares. La falta de deseo es una situación en la que intervienen múltiples elementos y, lo que es más importante, juega un papel clave en la forma en que los vive cada persona.

Dando por bueno que se puede ser muy feliz con niveles bajos o nulos, también resulta legítimo querer más y tratar de activar ese impulso en un intento de recuperar cotas anteriores o, sencillamente, incrementar el actual.

Un error común consiste en forzarlo, pero otro es quedarse de brazos cruzados. Esa apetencia hay que cultivarla, ir por ella. Se puede trabajar las fantasías sexuales, potenciar la intimidad de la pareja y recuperar espacios y tiempos perdidos, cambiar las costumbres que parece que ya no funcionan e introducir algún cambio –en otras parejas puede pasar por dejarse de variaciones y volver a la rutina–. También hay que recordar que la piel está por todo el cuerpo, que disponemos de cinco sentidos y que las relaciones sexuales se pueden iniciar antes de estar desnudos y en la cama.

La falta de ganas no debe ser excusa para no quererse, abandonar el cuidado personal o para no sentirse deseable. Que haya inapetencia en ningún caso convierte a quien la tiene en menos hombre o mujer. Y del mismo modo que las relaciones eróticas empiezan estando vestidos, el deseo también se cultiva mimando el aspecto externo, regalándose un baño relajante, un paseo agradable, una lectura o música, o con cualquier otra actividad que haga sentirse bien.

Luego está el recurso a los medicamentos para tratar la disfunción eréctil. Viagra , Cialis y Levitra funcionan de modo parecido. Esto permite que los músculos lisos de los cuerpos cavernosos del pene se relajen y faciliten la entrada de sangre en el órgano, lo que da lugar a la erección. Para que este proceso se desencadene son necesarios dos requisitos: el deseo previo y la estimulación adecuada. Por tanto, los fármacos representan un recurso que posibilita la respuesta sexual, pero no resuelve la falta de impulso erótico.

Los beneficios del semen

Nota de presna que salio publicada en el periodico Página Siete en la revista Miradas el día 25 de Junio de 2017 en las ección Ad Libitum en la página 17

Guery Zabala Gumucio

Muchas mujeres practican el sexo oral porque les gusta darle ese momento especial a su pareja y una de las preguntas frecuentes es si se puede tomar el semen, o si tiene efectos negativos.

No tiene efectos negativos, sin embargo, en nuestro imaginario circulan muchos conocimientos, a veces errados, así que me puse investigar al respecto.

El semen en sí, es casi todo agua. También contiene aminoácidos y proteínas, azúcares como fructosa y glucosa, minerales como zinc y calcio, Vitamina C y unos cuantos nutrientes más. Los espermatozoides deben sobrevivir en este fluido hasta que llegan al óvulo y, por tanto, allí tienen el sustento para más de un día, en caso de que el viaje se alargue más de la cuenta.

Cuando el semen pasa más de 10 minutos fuera del cuerpo humano, corre el riesgo de que pierda sus propiedades y su consumo sea peligroso para el organismo. Al ingerirlo, se corre el riesgo de contraer alguna Infección de Transmisión Sexual; por ello sólo se deben ingerir fluidos de una pareja estable.

La consistencia del semen es viscosa, algo similar a la clara de un huevo crudo. El sabor es un poco salado, aunque algunas personas aseguran que puede ser más dulce o amargo dependiendo del tipo de alimentación básica. Algunos alimentos que pueden favorecer a mejorar el sabor del semen son:

Jugo de piña: Es una de las frutas que tiene un efecto favorable a la hora de experimentar con los fluidos de la pareja. Este jugo contiene una alta cantidad de ácido como de dulce, permitiendo que tenga una sensación de frescura en la boca.

Arándanos: Es un alimento rico en proteínas y contiene una fuente de antioxidantes que resulta beneficiosos para el cuerpo. En el cuerpo del hombre tienen un fuerte impacto, ya que mejora el aspecto del semen y hace que su sabor casi desaparezca, por lo que si te gusta consumirlo durante el sexo oral no habrá experiencias desagradables.

Agua: Es importante que el hombre consuma mucha agua, además de mantener su cuerpo en buen estado, lo que le permitirá eliminar toxinas.

Clavo de olor, o canela: Este alimento permite aumentar el deseo sexual, ayuda a mantener por mucho más tiempo la erección, permite que el flujo sanguíneo sea más óptimo y que el semen no sea tan espeso.

Antidepresivo y suavizante de la piel

El semen contiene un antioxidante llamado espermina que contribuye a disminuir las arrugas, suaviza la piel e incluso alivia el acné. Esta propiedad es tan eficaz que una empresa noruega ha sintetizado este componente y lo comercializa como ingrediente principal de una de sus cremas faciales.

De acuerdo con Health Services Columbia University, el semen contiene fructuosa, ácido ascórbico, ácido cítrico, enzimas, zinc, entre otras sustancias que podrían compararse incluso con los ingredientes de una bebida energética.

Algunos de los componentes del esperma, como el cortisol, la estrona, la melatonina o la serotonina, provocan una reacción hormonal que modifica el estado de ánimo, así que puede funcionar como antidepresivo natural.

Además, contiene más de 50 sustancias químicas, hormonas, neurotransmisores, endorfinas e inmunosupresores, y otros compuestos que pueden modificar el estado de ánimo, incluyendo, cortisol (incrementa el afecto), estrona (enaltece el estado de ánimo), prolactina (actúa como un antidepresivo natural), oxitocina (engrandece el estado de ánimo y crea un sentimiento de apego), melatonina (hormona que sistematiza el sueño), y hasta serotonina (el neurotransmisor antidepresivo más conocido).

El libro Natural Harvestque publicó en 2008 una lista de recetas de cocina donde el semen es el protagonista. El autor destacó el uso del semen en la elaboración de bebidas, principal estrella gracias a un sabor diverso y contemporáneo.

Pero no sólo se queda en bebidas, sino que podemos encontrar recetas que van desde pasteles, hasta guisos con carne. Tema muy controvertido, sin ninguna duda.

Este fluido también puede contener varios virus que pueden ser transmitidos . Algunos ejemplos comunes de tales infecciones venéreas son el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), la hepatitis B y C, herpes y la clamidia. El riesgo de transmisión de una infección de transmisión sexual a través del sexo oral es mayor si hay una herida abierta en la boca o si una persona tiene gingivitis y encías inflamadas.

En algunas mujeres puede presentarse una alergia, conocida como "hipersensibilidad de plasma seminal”. Puede causar enrojecimiento, picazón y ardor en el área vaginal, lo que merece la atención de un especialista.

El tema, como en casi todos los aspectos de la vida íntima, debe ser consensuado La sexualidad es amplia, placentera y descubrirla en pareja es la experiencia más satisfactoria, así que a disfrutarlo.

Para saber mas puede acceder

https://es.wikipedia.org/wiki/Semen

Incesto ... un tabú universal

Nota de prensa publicada en el periodico Página Siete en la revista Miradas el día domingo 11 de Junio de 2017 en la sección Ad Libitum

Guery Zabala Gumucio

El incesto es el contacto físico, sexual deseado y consciente (al menos por uno de los participantes), entre personas relacionadas consanguíneamente de forma directa, o por algún parentesco, lo que se considera culturalmente una barrera para las relaciones sexuales.

El incesto es un tabú casi universal en las sociedades humanas, especialmente el de madre – hijo.

Una excepción notable fue la de los matrimonios de faraones egipcios con sus hermanas u otras mujeres que pertenecían a su familia inmediata.

El incesto parece ser más común entre hermano y hermana, entre padre e hija y de madre a hijo. Entre hermanos puede pasar más inadvertido para el resto de los miembros de la familia, ya que no desbarata de manera "significativa” el orden familiar.

Es una regla que se presenta en todas las culturas, pues siempre se prohíben ciertos tipos de uniones, dependiendo de la relevancia que la cultura le atribuya al sistema de parentesco. Esta conducta se castiga de distintas formas, unas más severas que otras.

Las víctimas del incesto usualmente se alejan de cualquier actividad sexual porque las hace sentirse ansiosas o angustiadas; por el contrario, pueden volverse extremadamente activas sexualmente porque es la única manera en que pueden sentirse en control y que están recibiendo afecto.

Hombres que han sido víctimas de incesto tal vez rechacen su masculinidad si el abusador ha sido alguien de su mismo género, o se comporten de una manera extrema, porque es su manera de demostrar su masculinidad.

No se puede dejar de considerar al incesto como un abuso sexual infantil (en el caso que se diera con menores de edad) el cual no obedece a una patología individual determinada, ni siquiera a un tipo de familia disfuncional, sino que es un complejo problema en el que intervienen muchos factores.

Es importante destacar que en todos los hombres, y en todas las familias, existen elementos potencialmente abusivos, inherentes a la estructura familiar misma.

En caso de que el pequeño haya sido acosado por una persona ajena a su familia, puede acudir a sus padres o familiares. El asalto sexual consumado por un extraño ocurre generalmente sólo una vez, y en el incesto la víctima suele sufrir abusos continuamente.

Esta conducta es considerada abusiva cuando las personas involucradas son discrepantes en la edad, el poder y la experiencia. El argumento de que una persona más joven puede haber deseado, buscado, o dado su consentimiento es irrelevante. Esos mismos comportamientos pueden haber sido arreglados, forzados, o generados en respuesta a la presión percibida y / o la amenaza de la persona más poderosa.

A menudo se argumenta que el incesto entre compañeros de su edad (siendo ninguno de los dos más de cuatro años mayor que el otro) es mutuamente deseado y, con frecuencia, consiste en la experimentación.

De hecho, la coacción implícita o real y la intimidación desempeñan un papel en muchas de esas situaciones. Muchos casos de incesto entre hermanos, justificado como "experimentación juvenil”, son de explotación.

El trauma generado conduce a la pérdida significativa de confianza en los demás, la ira creciente, el dolor y la confusión acerca de las relaciones familiares. También causa cambios en las creencias acerca de la seguridad de las relaciones íntimas y puntos de vista negativos de sí mismas en relación con los demás.

En el tratamiento, los terapeutas deben intervenir en tres etapas :

–Seguridad: el paciente está protegido y fortalecido.

–Memoria y duelo: los recuerdos de experiencias problemáticas y las pérdidas son procesados.

–Reintegración: el paciente ha integrado los efectos del pasado y se le ayuda a estar bien posicionado para entrar en su futuro sin la carga por el trauma que ha sufrido.

El tratamiento debe ser medido en una manera que no siempre sature al paciente, y el trabajo del trauma debe entenderse que es sólo una parte de un esfuerzo terapéutico global. A veces, otras preocupaciones predominan o el paciente no puede tolerar tratar con el incesto.

La relación del terapeuta con el paciente puede ser más importante que las teorías y las técnicas utilizadas en el tratamiento.

para saber mas sobre este tema puede acceder

https://es.wikipedia.org/wiki/Incesto

¡ Mi hijo me vio desnudo !

Nota de presna que salio pubicada en el periodico Página Siete el día 4 de Junio de 2017 en la revista Miradas en la sección Ad Libitum

Guery Zabala Gumucio

Para muchas familias, bañarse con su bebé representa un momento de afectividad y cercanía muy importante, ya que el contacto con el agua puede propiciar un espacio sumamente íntimo y generar esa sensación de apego y pertenencia que resulta fundamental en los primeros años.

Más tarde, una vez que crecen, bañarnos con ellos puede ser una gran oportunidad para resolver sus dudas sobre nuestro cuerpo de una manera muy natural, y de que ellos vayan entendiendo las diferencias físicas entre hombres y mujeres.

Sin embargo, es común que lleguen momentos de conflicto: ¿Debemos bañarnos con nuestros hijos, o hijas? ¿Pueden ducharse juntos dos hermanos? ¿Es adecuado ir en ropa interior por la casa? ¿Comporta algún tipo de problema que nos vean desnudos? ¿Hasta qué edad?

No olvidemos que venimos desnudos al mundo y concebimos, también desnudos, a nuestros hijos. ¿Por qué entonces la desnudez se piensa como algo antinatural?

Cada familia asume la desnudez de una forma diferente. Mientras para algunos padres es natural circular en ropa interior por la casa, para otros resulta inconcebible que los hijos los vean así.

Hay familias que están acostumbradas a verse sin ropa; nadie se ríe y nadie se incomoda, pero también hay otras que tienen dificultades para desnudarse en presencia de sus hijos; la razón: la culpabilidad que ha sido inculcada por una educación estricta que considera el cuerpo y los órganos sexuales como algo vergonzoso.

Pero otros lo asumen como un aprendizaje para liberarse de la vergüenza, encontrar más autenticidad en la relación con los demás, desarrollar el respeto y una buena relación con quienes nos rodean.

¿Hasta cuándo deben vernos desnudos nuestros hijos? En realidad, no hay una edad determinada, todo depende de cómo asumimos nuestra propia desnudez. Debemos enseñar a los hijos a ver el cuerpo humano como algo normal y natural y abrir canales de comunicación.

Mostrarnos desnudos, o no, el asunto es que la familia se sienta cómoda. Si los padres ven con normalidad que sus hijos los vean desnudos, éstos también lo entenderán así y no sentirán ningún tipo de vergüenza por ello. Pero si la mirada de nuestro hijo comienza a hacernos sentir pudor, es mejor evitar esas situaciones.

La reacción de los menores formará su concepción ante la desnudez, el pudor y de la intimidad. No debemos reaccionar con extrema vergüenza o armar un escándalo si por casualidad nos encuentran desnudos en el baño o en el pasillo. Hay que actuar con naturalidad.

Una de las ventajas de ver desnudos a los padres, cambiándose de ropa o duchándose, es que los hijos comienzan a ver el cuerpo humano de manera espontánea. Así no tienen que aprender a escondidas cómo se ven sin ropa una mujer o un hombre.

Al comportarse con naturalidad, se transmite que la desnudez es algo que no tiene por qué incomodar. No se trata de que las familias dejen las puertas abiertas o cerradas, lo importante es que vean a sus padres y madres cómodos.

Durante la infancia los niños ven la desnudez como algo natural, por lo que la actitud que ellos tendrán ante un cuerpo desnudo será ésa y la mantendrán por el resto de la vida. Esto es crucial, ya que una persona sexualmente sana debe tener un sentimiento de naturalidad ante un cuerpo desnudo. Lamentablemente, esto no es común, porque la mayoría de las personas tiene un pudor excesivo ante el desnudo y eso, obviamente, inhibe su sexualidad.

Explícales tu visión de la desnudez desde un punto de vista positivo, enseñándoles a no avergonzarse de sí mismos. Comparte cómo es percibida la desnudez en diferentes contextos sociales y culturales para que aprecien las diferentes perspectivas.

Recuerda que tus hijos aprenden de ti; si tú amas tu cuerpo y lo cuidas, ellos harán lo mismo. Lo importante es el respeto propio y mutuo.

Es más saludable crecer en un ambiente en el cual la desnudez sea vista como un aspecto natural, que permita interpretar que el cuerpo es algo hermoso, que debemos conocer y cuidar, lo que nos ayudará a poder reforzar positivamente su autoestima.

Es importante que aprendan a conocer su cuerpo, ya que no podrán proteger ni disfrutar de algo que no conocen y mucho menos llegar a respetarlo y compartirlo adecuadamente.

Los caminos de la anorgasmia

Nota de prensa publicada en el periodico Página Siete el día 28 de Mayo de 2017 en la revista Miradas en la sección Ad Libitum en la página 17

Guery Zabala Gumucio

La anorgasmia (falta de orgasmos) va de la mano con la forma en que la mujer vive un clímax y la importancia que le da a la sexualidad, que afecta de manera profunda y directa al factor biológico, a su autoestima y a la forma de relacionarse con su pareja.

Los problemas que conducen a la anorgasmia pueden ser traumas sexuales (sobre todo en mujeres que han sido maltratadas en su infancia o juventud)

Sentimientos de culpa: muchas mujeres sienten vergüenza y culpa en cuanto al sexo se refiere.

Pero una de las principales causas es una educación rígida y enfocada en el matiz "pecaminoso” de la sexualidad.

Miedo: Algunas mujeres le tienen miedo al sexo y eso bloquea su líbido.

Problemas de pareja: Muchas mujeres ven reflejados sus problemas conyugales en la cama y dejan de sentir placer cuando sus parejas las maltratan, las ignoran, o cuando ellas han dejado de sentir amor o admiración por su amante.

También pueden presentarse situaciones de ansiedad, depresión o cuadros clínicos orgánicos, los cuales merecen la atención de un especialista.

Confusión en la identidad sexual: Conocerse a sí misma es primordial para disfrutar del sexo.

La excitación y la lubricación femenina aparecen si a la mujer le gusta lo que hace. La sexualidad forma parte de la identidad de cada persona, y cuanto más definida esté, más se disfruta el sexo.

Es positivo analizar las situaciones que desencadenan en una anorgasmia, tomando en cuenta si es que antes tenías orgasmos y ahora no, a pesar de que tu pareja se esfuerza y no logras llegar al clímax, a pesar de probar diversos juegos que no implican necesariamente la penetración.

En esta situación, podría ser que estés desarrollando lo que se conoce como anorgasmia secundaria, es decir, que antes lograbas orgasmos y ahora no, lo que incrementa la ansiedad, o incluso una disminución de tu autoestima, fomentando pensamiento negativos y depresivos.

Es evidente que, en muchos casos el coito, aún realizado de forma tranquila y sin apresuramientos, puede no proporcionar una estimulación suficiente como para que la mujer alcance el orgasmo, por lo que se debe hacer una revisión de cómo va la relación, si hay problemas no resueltos, o si la rutina ha invadido el dormitorio, factores que anulan la estimulación. Puede ser que se hayan dejado de lado el erotismo, los sentimientos, las sensaciones y el afecto.

En algunas ocasiones, las mujeres fingen el orgasmo para no incomodar al compañero, o porque llegar a él no les resulta tan importante. Sin embargo, esto es perjudicial, sobre todo cuando intervienen factores que no son tratados en forma abierta. A veces, por no hacer sentir al hombre menos viril, o porque en ocasiones el amante no sabe cuáles son los puntos que más la excitan y ella no lo guía hacia ellos.

Mantener relaciones por "cumplir con los deberes conyugales”, solo para evitar la infidelidad, trae efectos negativos, porque este tipo de relaciones sexuales sin amor y sin deseo son los que más desgastan las relaciones.

Al momento de entregarte al amor, debes dejar de lado el enojo, la preocupación y la tristeza, para facilitar la excitación, y compartir con tu pareja uno de los momentos más satisfactorios y que permiten fortalecer la relación.

Sugiero las siguientes acciones, aunque cada persona requerirá las propias:

Las preliminares: Es muy importante que haya una buena previa, caricias y besos con tu pareja. Solo de esta forma se podrá alcanzar el nivel de excitación necesaria para llegar a un orgasmo. Mastúrbate: La mejor forma de combatir la anorgasmia es conocerse y saber qué es lo que nos gusta y cómo nos gusta.

Tú eres el centro: Muchas veces las mujeres están preocupadas de dar la mayor cantidad de placer al otro y ese es un grave error, especialmente si eres anorgásmica. Primero eres tú, no se trata de ser egoísta, pero en los temas del placer es fundamental enfocarse. Concéntrate en ti misma, siente y respira profundo y lento.

Visitar un especialista: Si nada de esto te da resultado, te recomiendo visitar un especialista porque quizás tu anorgasmia se deba a un problema biológico.

En el caso de las mujeres en las que el orgasmo es imposible por laxitud vaginal o les cuesta retomarlo, se recomienda una cirugía de rejuvenecimiento vaginal o un tensado vaginal con láser, aunque éstos son extremos. Recurre a un especialista para considerar las mejores opciones.

El vaginismo

Nota de prensa publicada en el periodico Página Siete publicado el día 21 de Mayo de 2017 en la revista miradas en la seccion Ad Libitum en la página 17

Guery Zabala Gumucio

 ¿ No puedes conseguir la penetración? ¿Sientes dolor durante el coito? ¿Pones excusas o evitas mantener relaciones sexuales? ¿Sientes que tu vagina se cierra? ¿Tienes miedo al sexo con penetración?

El vaginismo es la contracción de tipo espasmódico e involuntario de los músculos que rodean la entrada de la vagina, lo que hace imposible la penetración. Puede presentarse aun cuando la mujer responda de manera adecuada a la excitación sexual y disfrute de un juego sexual previo.

En la dispareunia, sí se consigue una penetración pero con muchas molestias.

Hay dos tipos de vaginismo:

Primario: en este caso, no se ha conseguido nunca la penetración vaginal y no hay contracciones de los músculos pélvicos. Aunque puede darse en mujeres de todas las edades, es más común en adolescentes y en jóvenes de 20 a 30 años.

Secundario: sucede cuando aparece la incapacidad ante la penetración en mujeres que anteriormente lograban dicha penetración con normalidad y sin experimentar dolor.

Las mujeres que sufren este trastorno deben ser diagnosticadas y tratadas por un especialista, pero muchas tardan años en acudir a una consulta, ya sea por vergüenza o miedo, porque creen que son las únicas afectadas, porque no saben dónde deben ir, o simplemente porque no les genera "ningún malestar” hasta el momento que buscan un embarazo, imposible de lograr sin la penetración.

Las causas de este trastorno pueden ser psicológicas, como el miedo a sentir dolor, a quedarse embarazada, a contraer una infección de transmisión sexual, al fracaso, o incluso temor a ser rechazada.

Ansiedad y estrés, que se presentan a partir de experiencias negativas pasadas, presión social ante conductas sexuales (por ejemplo, por parte de amigos que ya han experimentado), conflicto de valores (generado por el enfrentamiento entre lo que una persona quiere hacer y lo que cree que debe hacer), negatividad hacia el sexo, o problemas de autoestima.

Traumas en la infancia, como experiencias traumáticas propias, o aquellas de las que se haya sido testigo en el entorno más cercano, no solo de naturaleza sexual, como sufrir abusos o violación, sino también traumas de otra índole, como por ejemplo, el abandono paterno a una hija.

Falta de conocimiento sobre el funcionamiento sexual. Éste es otro de los factores que intervienen en esta dolencia, el desconocimiento sobre la anatomía de los genitales, así como del funcionamiento de nuestro cuerpo a nivel sexual.

Normalmente, las causas físicas provocan vaginismo de tipo secundario. Esto ocurre cuando la mujer no sufría dicha disfunción antes de alguna de estas situaciones:

El parto. Después de dar a luz, los órganos reproductores cambian, por lo que algunas mujeres, en el momento de la penetración, experimentan espasmos y contracciones involuntarias como las descritas anteriormente.

Cirugía pélvica. Como ocurre con el parto, tras una intervención quirúrgica también se producen cambios en el cuerpo que pueden generar la aparición del vaginismo.

Malformaciones en los genitales. Existen casos de mujeres que presentan malformaciones en los genitales que pueden resultar en espasmos de la vagina, aunque son los menos frecuentes.

Otros problemas de carácter biológico se encuentran, himen rígido, endometriosis, inflamaciones de la pelvis, tumores pélvicos o estenosis de la vagina, entre otros, pueden provocar la aparición de este trastorno. Los cambios hormonales durante la menopausia también deben ser considerados.

El tratamiento debe ser individual, teniendo en cuenta la historia personal de la paciente, y el profesional se debería detener en las causas que hayan podido originar el problema. Se debe eliminar las creencias y mitos, e informar y educar sobre el cuerpo y la sexualidad humana. Y también hay que intervenir en el aspecto emocional (sentimientos de culpa, frustraciones, malestar emocional), reducir y/o eliminar los temores y la ansiedad asociados a esta disfunción.

El lesbianismo

El lebianismo se cuando una mujer siente atracción por otra mujer, puede ser atracción sexual o atracción física. Esta es considerada la homosexualidad femenina

 Para saber mas puede acceder

https://es.wikipedia.org/wiki/Lesbianismo

Historia del lesbianismo

https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_lesbianismo


Fantasear, el sexo creativo

Nota de rensa publicada en el periodico Página Siete e dia domingo 30 de Abril de 2017 en la Revista Miradas en la sección Ad Libitum en la pagina 17

Guery Zabala Gumucio

 Las fantasías sexuales, una facultad humana que permite reproducir -por medio de imágenes mentales, experiencias pasadas o representar sucesos que no pertenecen al ámbito de la realidad- no necesariamente son para concretarse, porque si fantaseas que puedes volar y te lanzas de un edificio seguro que el resultado será catastrófico.

En general, las fantasías pueden ser originadas por un estímulo externo, como una mirada, una persona que resulta atractiva, un roce, o por recuerdos de escenas vividas que fueron excitantes.

Las fantasías sexuales son pensamientos, imágenes sexuales que llevan a sentir sensaciones corporales placenteras por medio de las que podemos excitarnos y divertirnos en el plano de la imaginación, ya que para nuestra imaginación no existe límites y todo está permitido.

Por ello, estas fantasías son de autoconocimiento, de placer, de juego y creatividad, incluso podemos fortalecer nuestros valores en el tema de nuestras relaciones sexuales o escapar de ellas sin lastimarnos o lastimar a otras personas.

Durante mucho tiempo fueron consideradas como un tabú, algo que avergonzaba; pero hoy todo el mundo las ve como algo natural y propio de la sexualidad de cada persona. La razón para aceptarlas es porque alimentan el deseo, intensifican el placer, enriquecen nuestra vida sexual y son el motor de una sexualidad más abierta.

Algunas mujeres pueden fantasear; sentirse deseadas y poder desinhibirse una noche sobre la barra de un club de striptease, con muchas personas deseando su cuerpo mientras se contonea con tremenda sensualidad de la que ella misma no es consciente. Una fantasía clásica es sentirte el centro de atracción y otra bastante común es el deseo de participar en un trío.

Una de las fantasías sexuales más peliculeras es la de cumplir un papel o rol específico. Los papeles a interpretar son muchos: profesor-alumna, o viceversa, desconocidos en un avión, policía-rescatada, dominador-dominada... Y otro que no puede faltar hacerlo en la playa. Nada como hacerlo en un sitio paradisiaco, con clima espléndido, disfrutando sus cuerpos al desnudo.

Un aspecto importante de la fantasía es que no siempre está conectada con la realidad, es decir, que no siempre refleja nuestros deseos. Por eso lo que imaginamos no siempre está relacionado con lo que nos gustaría hacer o que nos hagan. Son privadas y personales, pertenecen a nuestra mente, y por eso mismo son poderosas.

Las utilizamos para provocar nuestro deseo y excitarnos, ya sea para masturbarnos, llevar a cabo una relación sexual o simplemente para sentir excitación. Algunas incluso pueden ser "deseos prohibidos”, cosas que incluso nadie podría entender si salieran de nuestra mente.

El cerebro es el órgano sexual por excelencia y un plan de erotización requiere empezar siempre por la cabeza. Así como los atletas de élite practican la técnica de la visualización y se ven a ellos mismos llegando primeros a la meta, es normal que las personas imaginemos, con todo lujo de detalles, determinadas prácticas que quizás en la vida real no las realizaríamos.

Por eso es recomendable es que se queden ahí, en el plano de la imaginación.

Las fantasías sexuales son parte importante del ser humano, nos permiten trascender la limitada realidad y mejoran la autoestima; las fantasías eróticas también contribuyen a aliviar el estrés y la tensión, proporcionan una manera fácil y accesible que las personas podamos usar para relajarnos o escapar momentáneamente del estrés diario, logrando un efecto calmante, similar al de la meditación, sin implicar ningún tipo de estimulación física

A menudo recurrimos a las mismas fantasías para excitarnos, pero a veces necesitamos cosas nuevas, necesitamos creatividad y la literatura erótica puede encenderla.

Las películas eróticas, acceder a contenidos eróticos a través de internet, o incluso a chats pueden ser experiencias excitantes. Sin dejar de lado los sex shops donde podemos encontrar muchos juguetes, materiales eróticos, juegos para realizar en pareja o solo que te brindan un sin fin de posibilidades.

El tercer sexo

El terce sexo se entenderia como algo asi como las personas transgenero, es decir, aquellas personas que habiendo nacido de un sexo determinado ellas deciden cambiar de sexo, esto es conocido como transgenero

Otra tesis seian aquellas personas que habiendo nacido de un sexo determinado no se identifican con el mismo, teniendomm movimientos y comportamientos afeminados  por un lado o masculinos por el otro lado

Que significa ser transgenero? Que retos y avances enfrenta este sector de la poblacion? Paulina Sodi te explica Desde Cero

Se puede aprenser o saber mas sobre este tema en el siguiente enlace

https://es.wikipedia.org/wiki/Tercer_sexo

Fuente; https://www.youtube.com/watch?v=La8XYodNMx8


Cuando el rendimiento anda bajo...

Nota de Prensa que salio publicada en el periodico Página Siete en la revista Miradas en la sección Ad Libitum en la página 16 el dia domingo 23 de Abril de 2017

Guery Zabala Gumucio

Un hombre me comentaba que tiene una pareja muy apasionada y que a veces le parecía que no lograba satisfacer sus deseos sexuales.Algunas veces su pareja le lanzaba algunas indirectas sobre su rendimiento, como "hoy estuviste preocupado… ¿verdad?”; "te faltó ese picante mi amor”; "lo importante es que nuestro amor nos une”...

Esa situación lo motivó a pensar en aspectos como la edad, que podría influir en la pérdida de las capacidades, situación que repercute negativamente en la autoestima.

Uno de los problemas que tenemos los hombres es que tenemos el "deber” de satisfacer a la pareja. Medimos nuestra masculinidad y virilidad en función al sexo, olvidándonos de nuestro propio placer y de vivir el momento placentero con nuestra pareja.

De paso atribuimos a este hecho como una incapacidad de poder "demostrar ser hombres”; por eso es que nos ocasiona una incomodidad este tema, y no por no poder satisfacer a nuestra pareja (eso es lo aparente).

El tema de fondo se convierte en no "sentirse hombre”, no ser reconocido como tal, ya que a lo largo de nuestro desarrollo se inculca que si el rendimiento sexual " baja”, lo hace también nuestro nivel de "machos”.

La edad en hombres y mujeres -no en todos los casos- influye en la frecuencia del ritmo sexual, pero si la pareja logra entenderse, hablar sobre estos encuentros, obviamente que se mantendrá lo más sincronizada posible.

Se debe comprender que cada persona tiene su propio ritmo, quizás tú no eres tan "sexual”, y ella sí, entonces lo que tienen que hacer es hablar de esas frecuencias, porque no creo que lo que los una sea exclusivamente lo sexual. Si es así entonces debes tener claro que el punto de unión es la intimidad y cuando ésta falle, la relación terminará.

La mayoría de los problemas a este "mal desempeño” están relacionados principalmente con la falta de una erección lo suficientemente fuerte y con la eyaculación precoz, situaciones que muchas veces están relacionadas con ciertos hábitos que pueden corregirse con facilidad.

Factores como el consumo de alcohol, drogas, sobrepeso, o simplemente la edad, tienen mucha incidencia.

El ejercicio es fundamental, no sólo para una vida sexual más placentera, sino para una vida más sana.

Pero la edad es implacable y se la debe aceptar. No pretendas que a los 40, 45, 50, o 55 tener una erección en cuestión de tres segundos, como cuando eras joven; tendrás que esperar tu tiempo y no esperes estar listo para "dos al hilo”. Es importante aprender a conocer conductas y reacciones y aceptarlas en tu vida.

A muchos hombres que vienen al consultorio y consultan sobre este aspecto les digo que el mejor estimulador sexual es el amor, el diálogo, el compromiso y el deseo de estar juntos como pareja, construir y proyectarse juntos. Con esos ingredientes, las relaciones íntimas aseguran un alto porcentaje de satisfacción.

No puedes medir por la frecuencia y el rendimiento sexual tu amor en tu relación de pareja, y si decides tomar algún medicamento es importante que recurras a un especialista en el tema. Algunas sugerencias que puedo dar, más allá de la medicación, son:

Aprende a relajar tu cuerpo. Existen muchas técnicas para ayudar a relajarse y aprender a sentir el cuerpo. Controla el ritmo de tu respiración y controlarás el momento. Deja de lado cualquier expectativa sobre el resultado de las relaciones sexuales. Evita entrar en una experiencia sexual con un "plan” previo, mantén tu mente abierta. Céntrate en el placer durante los encuentros sexuales y/o durante la masturbación.

Tómate un buen tiempo para los besos, acariciar, no amasar. Siéntete libre para expresar tus sensaciones cuando hagas el amor. Su voz te dice cuáles son sus sensaciones, y no se debe ser tímido para hacer lo que se siente.

Las posibilidades no tienen fin, así que sorprende a tu pareja. Como cuando realizas rutinas para bajar de peso o fortalecerte, el sexo también requiere constancia y disciplina. La dedicación puede mejorar tu desempeño en la cama y serás un éxito para tu pareja.

India El tercer sexo

Catalogado como el tercer sexo al medio entre hombres y mujeres es llamado de Hijras

para saber mas puede acceder

https://es.wikipedia.org/wiki/Hijra


Swingers

Nota publicada en el periodico Página Siete el dia domingo 14 de mayo de 2017 en la revista Miradas en la sección Ad Libitum

Guery Zabala Gumucio

P ensar en ver a tu pareja teniendo relaciones sexuales con otra persona te pone los pelos de punta y nacen, a menudo, sentimientos de enojo. Sin embargo, hay parejas para las que el intercambio es parte de su vida.

Los swinger, como se denomina a las parejas que comparten a su pareja en el sexo, generan controversia. Para algunos son "unos degenerados” (juicio moral); otros los consideran enfermos sexuales, con alto riesgo de contraer alguna enfermedad (juicio con connotaciones de salud pública). Y hay quienes la consideran como una práctica libertina, sin reglas de autocuidado, reconocimiento y responsabilidad por el otro

La clave de las parejas swinger es que dialogaron y pactaron el intercambio con el fin de unirse más. A pesar de su práctica sexual no convencional, que rompe con los conceptos tradicionales de sexualidad, siguen conservando ideales de la pareja convencional.

Así, conciben a la pareja como una unidad relacional e institucional pero pactan, de manera consensuada, otras formas de obtener el placer sexual. Las parejas swinger deben considerar al interior de su relación algunas cuestiones concernientes a la interacción en el encuentro, lo permitido o no; lo que se puede hacer y decir. Por lo general se trata de disfrutar del sexo, tratando de no involucrar sentimientos.

La actividad sexual swinger debe enmarcarse dentro de una condición equitativa de placer y satisfacción consensuada, la cual debe garantizar goce recíproco tanto de lo que acontece en el propio cuerpo como en el de la pareja. Se trata de un acuerdo en el que ninguno intercambia pareja sin el consentimiento y presencia del otro.

Es frecuente ver a personas que se definen de este modo, pero que en realidad llevan a parejas ocasionales o a trabajadores sexuales a lugares swinger en busca de nuevas experiencias. Esa no es la idea.

El swinging está desarticulado de cualquier posibilidad de relación afectiva; se deben evitar los compromisos afectivos que se proyectan en el tiempo, porque de ser así, se estaría comprometiendo la unión de la pareja por tratarse de una experiencia individual que traicionaría el pacto swinger.

Para estas parejas, es claro que la prolongación del contacto sexual público hacia un ámbito privado es infidelidad. Es decir, existiría una supuesta "monogamia swinger” de naturaleza afectiva. Si durante el intercambio se empiezan a vislumbrar otros asuntos no previstos y cuando esa voz interna comienza a hacer mucho ruido, hay que preguntarse desde lo racional: ¿es esto lo que realmente quiero?, ¿qué buscaba yo cuando empecé?, ¿cuestionar a mi pareja?, ¿replantear toda mi vida?

En nuestra cultura, los vínculos amorosos son más posesivos y cuando existe un compromiso afectivo aparece el deseo de pertenencia, fidelidad y lealtad. Por ello, muchas veces se puede correr el riesgo de que una de las partes, por no parecer "anticuado”, o por miedo a perder a su amor, acepte más por acatamiento que por convicción, lo que puede devenir después en que uno de los dos involucrados pueda salir muy lastimado.

Donde dos no quieren, uno no puede. Para que este acuerdo funcione debe satisfacer a ambos. Cuando uno no se siente a gusto, lo mejor es abrirse, por más que en esa postura se corra el riesgo de perder a la pareja.

Si uno de los miembros de la pareja no se siente a gusto con esta práctica, se debe interrumpir de inmediato, o bien conversar sobre el asunto, discutir y negociar con la base del respeto mutuo. Este diálogo puede fortalecer a la pareja, porque es una pequeña tensión que cicatriza de inmediato. En cambio, si el intercambio aparece como una imposición es probable que termine en una separación.

Adoptar el estilo de vida swinger no es sólo para probar o una decisión que se tome a la rápida, esto implica el fortalecimiento de la pareja o en otra instancia la separación. No se debe tomar esta decisión para solo tener más parejas sexuales. Piénsalo. Tú y tu pareja merecen lo mejor de cada uno y no sólo enfocarse en la inmediatez del placer sexual. Si no separan la fidelidad sexual de la afectiva, quizás esto nunca sea una opción.

Las parejas swinger postulan que todos tienen el derecho de vivir, amar y disfrutar de la sexualidad, pero la clave está en el consentimiento y el acuerdo mutuo.

para saber mas puede accesar

https://es.wikipedia.org/wiki/Swinger

Drogas y sexo, una mala idea

Publicado en el periodico Pagina Siete en la revista Miradas el dia 9 de Abril de 2017 en la seccion Ad Libitum

Guery Zabala Gumucio

 Desde tiempos muy remotos el hombre y la mujer han buscado sustancias que les permitan incrementar su placer sexual, y han recurrido a plantas, alimentos, y, por supuesto, a sustancias naturales o sintéticas como lo son las drogas. Sin embargo, según todos los estudios realizados, las drogas tienen efectos negativos, no sólo durante las relaciones sexuales, sino en la manifestación de la sexualidad en general. Es difícil intentar agrupar los diferentes tipos de drogas, legales e ilegales, que se consumen en nuestra sociedad. No obstante, podrían señalarse cuatro categorías generales agrupadas en función de sus efectos generales sobre el organismo y sobre la respuesta sexual. 1. Drogas reductoras de la activación o excitación (alcohol, marihuana y hachis). El resultado de estas drogas es complejo. Al reducir la activación del organismo, y por tanto también de las estructuras implicadas en la sexualidad, dificultan o bloquean la puesta en marcha de múltiples respuestas corporales, como la erección del pene o la lubricación vaginal. Por otro lado, reducen en parte el control cerebral (cortical), lo que puede hacer disminuir las inhibiciones personales y sociales, animando o facilitando que, bajo su consumo, se intente de forma más activa, menos inhibida, llevar a cabo aproximaciones y relaciones sexuales. 2. Drogas estimulantes o activadores (cafeína, nicotina, cocaína, anfetaminas, crack). En general parecen facilitar inicialmente la respuesta sexual en el caso de personas con niveles de excitación o activación bajos (personas apáticas), pero pueden tener efectos contrarios en personas de por sí y a activadas, provocando un exceso de activación que se suele traducir en irritabilidad, crispación, rigidez. A medio y largo plazo no hay que olvidar que esta sobreactivación producida artificialmente por las drogas puede producir la aparición de trastornos en el organismo en general y en el funcionamiento sexual en particular. 3. Sustancias alucinógenas (LSD, mescalina). Su relación con la sexualidad es sólo tangencial, en cuanto que favorecen la aparición de diferentes sensaciones y alucinaciones ópticas, táctiles, auditivas, podrían incrementar las sensaciones que rodean a la sexualidad. Pero la realidad no es tan sencilla: primero, porque rara vez esas sensaciones tienen relación con el placer sexual; segundo, porque las sensaciones o alucinaciones generadas pueden ser positivas o negativas, de forma que en algunos casos pueden colaborar a experiencias sexuales muy agradables y en otros facilitar experiencias terroríficas 4. Drogas de diseño industrial (éxtasis). Algunas personas las usan para favorecer la comunicación y relación emocional. Estas drogas, a veces etiquetadas incorrectamente de afrodisíacos, en realidad parecen tener efectos negativos sobre la respuesta sexual, incluso pueden dificultar respuestas como la erección y la eyaculación en el hombre. Por otro lado, sus efectos, al favorecer la comunicación y relación emocional en algunos casos pueden facilitar el progreso en las relaciones personales. Deseo, excitación y orgasmo Las drogas pueden influir de tres maneras en la actividad sexual: pueden afectar el deseo, la excitación y el orgasmo. Algunas de ellas tienen un efecto claro sobre la mente de las personas que las toman, de modo que el deseo sexual se ve modificado. Muchas drogas reducen el deseo sexual, pero algunas de ellas parecen incrementarlo, en otras palabras, actúan como afrodisíacos; sin embargo, el hecho de que una droga aumente el deseo sexual, no significa necesariamente que mejore su desempeño. La respuesta sexual del organismo ante los estímulos eróticos se da por mecanismos polinérgicos del sistema nervioso que trabajan liberando un trasmisor químico llamado acetilcolina, de modo que las drogas anticolinérgicas que bloquean la acetilcolina pueden afectar la respuesta sexual, sobre todo, la erección y la lubricación. Las drogas también afectan a distintas fases de la respuesta sexual: deseo, excitación y orgasmo, y provocarán diferentes disfunciones dependiendo tanto de la sustancia que se ingiera como de su hábito de consumo. La sexualidad no debe entenderse únicamente como genitales que funcionan de determinada manera en función del tipo y cantidad de sustancia que una persona tenga en su organismo. Se debe considerar la sensualidad, erotismo, y, por supuesto, la interacción con la pareja, comunicación, intimidad, cercanía. Por ello, las drogas no sólo influyen en la respuesta fisiológica, sino que también provocan que el consumidor descuide las relaciones personales y de pareja, ya que está fundamentalmente interesado en buscar, conseguir y consumir drogas y no vivenciar la relación y el contacto afectivo que implica un encuentro sexual.

Ads By Gets Your Guide