Ads by AWEmpire

Ads by Revenue Hits

Ads by Amazon

Search This Blog

¡ Mi hijo me vio desnudo !

Nota de presna que salio pubicada en el periodico Página Siete el día 4 de Junio de 2017 en la revista Miradas en la sección Ad Libitum

Guery Zabala Gumucio

Para muchas familias, bañarse con su bebé representa un momento de afectividad y cercanía muy importante, ya que el contacto con el agua puede propiciar un espacio sumamente íntimo y generar esa sensación de apego y pertenencia que resulta fundamental en los primeros años.

Más tarde, una vez que crecen, bañarnos con ellos puede ser una gran oportunidad para resolver sus dudas sobre nuestro cuerpo de una manera muy natural, y de que ellos vayan entendiendo las diferencias físicas entre hombres y mujeres.

Sin embargo, es común que lleguen momentos de conflicto: ¿Debemos bañarnos con nuestros hijos, o hijas? ¿Pueden ducharse juntos dos hermanos? ¿Es adecuado ir en ropa interior por la casa? ¿Comporta algún tipo de problema que nos vean desnudos? ¿Hasta qué edad?

No olvidemos que venimos desnudos al mundo y concebimos, también desnudos, a nuestros hijos. ¿Por qué entonces la desnudez se piensa como algo antinatural?

Cada familia asume la desnudez de una forma diferente. Mientras para algunos padres es natural circular en ropa interior por la casa, para otros resulta inconcebible que los hijos los vean así.

Hay familias que están acostumbradas a verse sin ropa; nadie se ríe y nadie se incomoda, pero también hay otras que tienen dificultades para desnudarse en presencia de sus hijos; la razón: la culpabilidad que ha sido inculcada por una educación estricta que considera el cuerpo y los órganos sexuales como algo vergonzoso.

Pero otros lo asumen como un aprendizaje para liberarse de la vergüenza, encontrar más autenticidad en la relación con los demás, desarrollar el respeto y una buena relación con quienes nos rodean.

¿Hasta cuándo deben vernos desnudos nuestros hijos? En realidad, no hay una edad determinada, todo depende de cómo asumimos nuestra propia desnudez. Debemos enseñar a los hijos a ver el cuerpo humano como algo normal y natural y abrir canales de comunicación.

Mostrarnos desnudos, o no, el asunto es que la familia se sienta cómoda. Si los padres ven con normalidad que sus hijos los vean desnudos, éstos también lo entenderán así y no sentirán ningún tipo de vergüenza por ello. Pero si la mirada de nuestro hijo comienza a hacernos sentir pudor, es mejor evitar esas situaciones.

La reacción de los menores formará su concepción ante la desnudez, el pudor y de la intimidad. No debemos reaccionar con extrema vergüenza o armar un escándalo si por casualidad nos encuentran desnudos en el baño o en el pasillo. Hay que actuar con naturalidad.

Una de las ventajas de ver desnudos a los padres, cambiándose de ropa o duchándose, es que los hijos comienzan a ver el cuerpo humano de manera espontánea. Así no tienen que aprender a escondidas cómo se ven sin ropa una mujer o un hombre.

Al comportarse con naturalidad, se transmite que la desnudez es algo que no tiene por qué incomodar. No se trata de que las familias dejen las puertas abiertas o cerradas, lo importante es que vean a sus padres y madres cómodos.

Durante la infancia los niños ven la desnudez como algo natural, por lo que la actitud que ellos tendrán ante un cuerpo desnudo será ésa y la mantendrán por el resto de la vida. Esto es crucial, ya que una persona sexualmente sana debe tener un sentimiento de naturalidad ante un cuerpo desnudo. Lamentablemente, esto no es común, porque la mayoría de las personas tiene un pudor excesivo ante el desnudo y eso, obviamente, inhibe su sexualidad.

Explícales tu visión de la desnudez desde un punto de vista positivo, enseñándoles a no avergonzarse de sí mismos. Comparte cómo es percibida la desnudez en diferentes contextos sociales y culturales para que aprecien las diferentes perspectivas.

Recuerda que tus hijos aprenden de ti; si tú amas tu cuerpo y lo cuidas, ellos harán lo mismo. Lo importante es el respeto propio y mutuo.

Es más saludable crecer en un ambiente en el cual la desnudez sea vista como un aspecto natural, que permita interpretar que el cuerpo es algo hermoso, que debemos conocer y cuidar, lo que nos ayudará a poder reforzar positivamente su autoestima.

Es importante que aprendan a conocer su cuerpo, ya que no podrán proteger ni disfrutar de algo que no conocen y mucho menos llegar a respetarlo y compartirlo adecuadamente.

Ads By Gets Your Guide