La fimosis masculina

Nota de prensa que salio publicada en el periodico Página Siete el dia domingo 26 de Noviembre de 2017 en la revista Miradas en la sección Ad Libitum en la página 17


Guery Zabala Gumucio

Muchos varones pueden padecer fimosis, que afecta al prepucio, provocando que el coito sea bastante doloroso.La fimosis es una afección que se genera cuando el prepucio, es decir la piel que recubre el pene, es estrecha y no permite cubrir muy bien el glande. Esta irregularidad en la piel puede presentarse de forma total o parcial y se puede producir tanto con el pene erecto como en estado de relajación.

Una de las confusiones más habitual es la de creer que se padece una fimosis, cuando en realidad simplemente se tiene el frenillo corto. En caso de duda o de detectar algunos de estos dos problemas es imprescindible acudir a un especialista.

Intentar retornar el prepucio a su posición puede traer síntomas dolorosos como inflamación en el extremo del pene, que experimente un coito doloroso, piquiña (molestia al orinar) e incluso puede causar infecciones, debido a que no se puede realizar una higiene adecuada.

La fimosis puede afectar tanto la parte estética como la salud, provocando que muchos prefieran no tener relaciones sexuales. Sin embargo, esta afección sí tiene solución. Algunos pacientes pueden normalizar su estrechez a los cinco o seis años, pero son la excepción. Por lo general, de persistir una fimosis severa después de los dos años de vida, el niño debiera ser controlado por un cirujano infantil, para evaluar la necesidad de realizar una cirugía que recibe el nombre de circuncisión.

Las mamás suelen pensar que haciéndole ciertos masajes o ejercicios a los lactantes se puede acelerar el proceso de la fimosis fisiológica. Sin embargo, en la mayoría este tipo de maniobras al forzar la piel provocan la aparición de pequeñas fisuras, que al cicatrizar generarán un anillo que perpetuará o hará más difícil de mejorar la estrechez prepucial.

Por ello, las madres deben realizar un aseo con mucho cuidado y delicadeza y mover ligeramente el prepucio hasta que tope atrás, sin forzarlo.

En la mayoría de los casos esta afección presenta los siguientes síntomas: El glande del pene no se muestra de forma parcial o completa. Al intentar descubrirlo los dolores suelen ser intensos. En el glande pueden aparecer con frecuencia residuos blanquecinos que son motivo de una higiene íntima defectuosa como consecuencia de la imposibilidad de retirar el prepucio.

Dolor al orinar. El chorro de orina es fino y saldrá desviado en la mayoría de los casos.

Dolor durante las erecciones. Puede llegar a ser bastante intenso e impedir una relación sexual. Inflamaciones frecuentes del glande y el prepucio que provocan intensos dolores.

Existen dos tipos diferentes de fimosis: Fimosis fisiológica. Es la que se presenta en los bebés al nacer. Con el paso de los días el prepucio del recién nacido irá ganando elasticidad y se irá ensanchando hasta que se pueda mover hacia atrás sin problema.

Fimosis patológica. Puede presentarse en hombres de cualquier edad debido a infecciones o heridas que forman un nuevo tejido que, tras la cicatrización, no permiten descubrir el glande normalmente.

También existen grados:

Grado I: puntiforme, el prepucio no se puede retraer nada el glande no es visible en ningún caso.

Grado II: puntiforme, el prepucio se puede retraer mínimamente, se puede ver el meato urinario.

Grado III: el prepucio se puede retraer hasta la mitad del glande.

Grado IV: el prepucio se puede retraer hasta justo por encima de la corona del glande.

Grado V: habría una retracción completa, salvo que se pueda observar un anillo fimótico.

Tratamiento quirúrgico. Se trata de la conocida como circuncisión que se práctica en adultos y niños, generalmente con anestesia local. Consiste en la extirpación de la parte del prepucio que impide que el glande se quede totalmente al descubierto. Si no surgen complicaciones, estamos ante una intervención clínica bastante sencilla. El procedimiento es sencillo y dura aproximadamente de 30 a 40 minutos.

Las molestias causadas por la fimosis también se pueden tratar mediante medicamentos en crema para aliviar los síntomas, si la afección no es grave. Todo debe hacerse bajo indicaciones médicas y nunca acudir a otras soluciones que no vengan de un experto. 

Para saber mas haga click en el siguiente enlace

https://es.wikipedia.org/wiki/Fimosis

Ads By Gets Your Guide